El viajero caradura

Una nueva categoría social se está difundiendo a lo largo y ancho de la isla de Cuba. No se conoce exactamente su procedencia pero todo indica que se trata de una mutación degenerativa de otra categoría autóctona: el bloguero cubano. Aún no se han dado nombres oficiales para poderla identificar pero ya algunos empiezan a referirse a sus componentes como los viajeros caradura.

Continúa leyendo “El viajero caradura”

Un año después

A Monterroso y Reina María.

Marcia ha vivido rodeada de las anécdotas de los años en que sus padres estuvieron en la Unión Soviética. Creció escuchando historias sobre la vida en la universidad –“la Lomonosov” como le decían sus padres-, los fines de semana en el Park Kultury o los fines de años bailando con la música de Los Van Van en la embajada mientras afuera los termómetros descendían cual bolsa de valores en plena recesión. Su caligrafía, que muchos profesores admirarían por la calidad de su trazo, se forjó gracias a tantos fines de semana imitando la letra del título de maestría de su madre.

A diferencia de otras niñas de su edad, su lectura favorita no eran los libros infantiles sino los bellos y nostálgicos poemas que su padre le enviaba a su tía Mara, quien para aquel entonces estudiaba en una escuela al campo en Batabanó.

Marcia amaba los últimos domingos de cada mes, días que para ella eran los más alegres. En ese momento su casa se llenaba de la “familia rusa”, como cariñosamente le decía su papá, y que no eran nada más que los viejos compañeros de clase de sus padres, a quienes Marcia siempre ha llamado a cada uno como tío o tía y sus hijos siempre han sido sus primos.

Jamás sus padres volvieron a regresar a la Unión Soviética, un país que para cuando ella aprendió a descifrar las complejidades del mapamundi era más pequeño que antes y ahora se llamaba Rusia, pero siempre albergó la esperanza de visitar la tierra en la que sus padres se conocieron y en la que, quizás con un poco más de suerte, habría nacido y se sentiría aún más unida a ella. Para ella Cuba y aquella tierra eran sus dos patrias, dos lugares a los que había aprendido a querer. Uno desde la realidad de la dureza y el sacrificio familiar durante los años del Período Especial y el otro desde la añoranza de los viejos recuerdos e historias de sus padres. Continúa leyendo “Un año después”

Caraduras al aire

Por: Aurelio Pedroso

Eliécer Ávila y Yoani Sánchez durante el Festival Clic, en La Habana en junio de 2012
Eliécer Ávila y Yoani Sánchez durante el Festival Clic, en La Habana en junio de 2012/ Foto: El Colimador

Aún está en manos de los investigadores si fue en La Pinta, La Niña o la Santa María donde llegaron a la isla los primeros caraduras. Lo cierto es que por muy ignorante que sea un cubano –que hay pocos porque aquí todo el mundo sabe leer y escribir-, el término no le prestará ninguna confusión al más modesto de entendederas ni mucho menos le obligará a vérselas con un diccionario.

Caraduras los hay de izquierda, derecha, centro y de norte a sur en el comportamiento humano. No se necesita militar en ningún partido político, ni estar suscrito a ninguna tendencia religiosa, así como tampoco ser un defensor acérrimo de los perros callejeros o en medio de una borrachera matar un gato y hacerlo fricasé. Simplemente, para ser un caradura basta con tener la cara dura. Así de fácil.

Y escribo esto a la sazón de un par de noticias que he conocido. Continúa leyendo “Caraduras al aire”

A cerrar que vienen los cubanos

visa-cubaDesde que en el mes de noviembre del 2012 nuestro gobierno anunciara de forma soberana la actualización de la política migratoria cubana, los cubanos nos comenzamos a preguntar cual sería la respuesta de varios países a esta medida. De inmediato comenzamos a preguntarnos que harían los norteamericanos o los mexicanos para detener lo que muchos medios internacionales catalagaron como un posible “ola de inmigrantes cubanos”.

Pero mientras todos esperabamos reacciones desde el “Norte”, nadie se detuvo a mirar hacia el Sur, pues fue desde la “Patria Grande” como la definiera Simón Bolívar, que vino la primera medida para detener al inmigrante cubano.

Continúa leyendo “A cerrar que vienen los cubanos”

El 14 de enero visto desde varios ojos

visa-cubaPara quienes utilizamos el calendario gregoriano el 14 de enero es nada más que el décimo cuarto día del año 2013; mientras que para los chinos, quienes usan un calendario diferente del nuestro, solo les faltan 26 días para el inicio de un nuevo año, en este caso el año de la serpiente. Muchas personas viven y ven el 14 de enero de diferentes maneras. Para algunos hoy puede ser el día en que encuentren a su media naranja, puede ser el día en que les den una mala noticia, puede ser el día en que por fin den con el número de la lotería o sencillamente como lo veo yo, es un día común y corriente.

Pero para algunos medios de comunicación, o mejor dicho, los periodistas que están detrás de la noticia y los artículos, tanto los que son cubanos como los que no lo son, no han dejado de comentar sobre la entrada en vigor de las modificaciones a ley de migración en Cuba. Si haz leído los artículos que han sido publicados en este blog sobre el tema, sabrás mi postura y mi posición. Es por ello que en vez de unirme a la lucha de opiniones, he preferido mejor ser hoy corresponsal de guerra y mostrarle un extracto de lo que diferentes ojos opinan sobre el 14 de enero para Cuba. Continúa leyendo “El 14 de enero visto desde varios ojos”

Tres… Dos… Uno…

pasaporte-cubanoEl próximo 14 de enero marcará un antes y un después para Cuba y su gente. Como es bien conocido, ese día entrarán en vigor las modificaciones a la ley de migración  que el gobierno de esta ínsula en actitud soberana aprobó.

La noticia arrancó alegrías a algunos y lágrimas a otros,  esto último puede comprobarlo personalmente pues ante mis ojos una excompañera de trabajo lloró y dio gracias a la Virgen por tener al fin la oportunidad de reencontrarse con su hija que hace diez años no veía. Todo el mundo quería saber de la nueva ley, en solo unas horas las ediciones de la Gaceta Oficial no daban abasto a la inmensa demanda, mientras algunos vendedores ambulantes de prensa que pululan por nuestra Habana lucraban con tan codiciado material. Continúa leyendo “Tres… Dos… Uno…”