Aquella República

Tenía 14 años cuando mi profesor de Historia en la escuela -quien es hoy además un buen amigo a pesar de nuestra diferencia de edad- me regaló uno de los libros que con más cariño preservo: una edición de 1975 del libro “La República” del destacado historiador cubano Julio Le Riverand. La portada del libro muestra la imagen de una bandera norteamericana ondeando sobre el Capitolio Nacional, certera caracterización de lo que fuera esa República que muchos llaman “mediatizada” o que sencillamente se nos ha enseñado a llamar como “etapa neocolonial”.

Cuentan que aquel 20 de mayo de 1902 fue un día de fiesta en toda Cuba. Había mucho que celebrar, acababa -al menos formalmente- la intervención militar norteamericana. “¡Al fin hemos llegado!”, esas fueron las palabras del General Máximo Gómez cuando izaba la enseña nacional sobre el mástil mayor del Morro de La Habana. Cuba nacía como República oficial ante el mundo y sus ciudadanos alcanzaban un sueño anhelado, ser llamados oficialmente como cubanos, como “dueños” de un país.

A pesar de todo aquella República nació con una debilidad, con un grillete que lastraba su correcto funcionamiento y empañaba el sueño de construir una República independiente y que fuera la consecución del sueño martiano. Proyectada sobre la sombra de aquella República y de su Constitución estaba la Enmienda Platt y con ello la atadura hacia los Estados Unidos. Negar que aquel 20 de mayo nació una República discapacitada sería un error de proporciones tremendas. Continúa leyendo “Aquella República”

El derecho a ser herejes en Cuba

¿Existe en Cuba el derecho a la libertad de pensamiento? ¿Existe libertad de expresión en Cuba? Esas son preguntas que recorren mi mente desde hace días. Las opiniones sobre el tema son varias por lo que muchas veces el asunto suele dar pie a largos análisis de bandos intentando esgrimir elementos cada uno diferente del otro. Para algunos Cuba es “el gran imperio de la libertad, la democracia socialista y la participación social”; para otros, Cuba es el país donde el ejercicio de los Derechos Humanos “está impedido por una dictadura que prohíbe el pensar diferente, el expresarse diferente y donde las mayorías son oprimidas por una minoría”.

Constitucionalmente el derecho a la libertad de pensamiento y de palabra está en la vigente Constitución, el artículo 53 de la misma expresa que: “Se reconoce a los ciudadanos libertad de palabra y prensa conforme a los fines de la sociedad socialista”1. A pesar de ello, dicho artículo presenta, según algunos, una limitante en hasta donde llega esa libertad. Continúa leyendo “El derecho a ser herejes en Cuba”

Juventud cubana: ¿apolítica o defraudada?

En un artículo publicado en la edición dominical del periódico Juventud Rebelde, el periodista Yoerky Sánchez Cuellar se acercó al peludo y controversial tema de los jóvenes apolíticos en Cuba apelando a la historia de un joven llamado Maikel (no se sabe si producto de la ficción o de la realidad) con quien, según sus palabras, “se puede hablar de todo, menos de política”. Desde su artículo, Sánchez Cuellar aborda el problema de la apatía y el nihilismo en los jóvenes cubanos y da, como causa única del mismo, a los esfuerzos de “quienes intentan desarticular las bases de nuestro sistema”.

Estoy seguro que Yoerky, desde su condición de director de la revista Alma Máter (medio de comunicación de todos los universitarios cubanos fundado en 1922 por ese genial e insuperable líder juvenil que fue Julio Antonio Mella), tendrá un acercamiento directo a la realidad y la forma de pensar de esos seres que, al citar a Bertolt Brecht, llama analfabetos políticos. No obstante me permito, desde mi humildad de bloguero y mi condición de joven cubano, estar en divergencia con la gran mayoría de sus reflexiones. Continúa leyendo “Juventud cubana: ¿apolítica o defraudada?”

¿Y para qué sirve la CTC?

“Los sindicatos no están para repartir hoteles, los sindicatos están para luchar para que todos los trabajadores puedan ir a un hotel cuando quieran”, así, sin pelos en la lengua, se expresó una delegada durante el XX Congreso de la Central de Trabajadores de Cuba (CTC) que, con bombos y platillos, acaba de culminar el sábado pasado.  La delegada, cuyo nombre y provincia no pude grabar en mi mente, marcó con sus palabras un giro de 180 grados en cuanto a la tendencia de los dirigentes sindicales que estamos acostumbrados a ver. Según un amigo periodista, quien tuvo la oportunidad de cubrir de cerca las labores del Congreso, el cónclave parece marcar un antes y un después en la práctica de la CTC, organización que nuclea a la gran mayoría de los trabajadores cubanos y es la única que oficialmente y constitucionalmente está reconocida.

Para los cubanos CTC rima con cotización o con asambleas de afiliados, por lo que, encontrar una dirigente sindical que reclame que la función del Sindicato es luchar por que cada trabajador tenga la posibilidad de vivir y disfrutar de su salario es, sin lugar a dudas, obra y milagro del divino virus del cambio de mentalidad. Continúa leyendo “¿Y para qué sirve la CTC?”

Los cuatro jinetes del Apocalipsis en Cuba

Según el Nuevo Testamento serán cuatro los jinetes que cabalgarán sobre la Tierra y traerán consigo el Apocalipsis, o lo que es lo mismo, el fin de los tiempos. Cada uno de ellos, montados sobre cuatro caballos de diferentes colores, esparcirá las plagas que nos consumirá y nos hará caer como Humanidad.

La Cuba del decimocuarto año del tercer milenio después de Cristo vive por estos días su propia batalla contra el azote de sus cuatro jinetes que, poco a poco y en silencio, nos van consumiendo como sociedad y como país. Me atrevería a decir que, a diferencia de los cuatro que consumirán a la Humanidad, los nuestros ya han dejado de ser una predicción para convertirse en parte de nuestra compleja y difícil realidad. Continúa leyendo “Los cuatro jinetes del Apocalipsis en Cuba”

Yo era una víctima de la manipulación contra Cuba

566Por Yisell Rodríguez Milán, periodista cubana y autora del blog Lente de Aumento
 
En este siglo XXI una peculiar forma de solidaridad internacional con la Revolución cubana crece en Internet: los blogs pro Cuba. Uno de los más activos es Capítulo Cubano, actualizado por el joven italiano Vincenzo Basile.
 
Aclaramos de una vez. No soy un ingenuo soñador. No soy un rico heredero. En mi decisión, soy pragmático y soy consciente de los sacrificios que allí me esperan (…) Renunciaré a mi supercomputadora tecnológica y a una excepcional conexión con fibra óptica sin límites diarios. (…) Pero es un reto que acepto, que ya he aceptado desde hace unos años. No quiero resultar arrogante y afirmar, desde aquí, que seguro lograré este propósito. Tal vez fallaré y volveré a mi país. Pero es algo que tengo que intentar. Es algo que debo hacer para poder un día vivir sin remordimientos”.
Fragmentos del post “Carta de un joven que se irá”, de Vincenzo.