Aquí no ofrecemos putas

Me gustaría pensar que aquel post que escribí hace un año, bajo el título “Viaje al país de las putas”, acabó con el blog y se convirtió en el fruto más exitoso que la unión de mis dedos con un teclado haya podido parir. Pero la realidad es bien otra. Las más de diez mil visitas a mi escrito no son índice de calidad de mis palabras sino – y lo afirmo con pena y vergüenza – de una terrible degeneración del imaginario turístico occidental. Continúa leyendo “Aquí no ofrecemos putas”