El lugar de Fidel

Por Vincenzo Basile y Yohan González Duany

El 25 de noviembre quedará como fecha de muerte, pero también de nacimiento, dentro del calendario de la vida de Fidel Castro. Sesenta años antes de su muerte, el mismo día, el Yate Granma zarpaba del puerto mexicano de Tuxpan con rumbo a Cuba. Embarcaron en él 82 hombres, Fidel uno de ellos. Aquel día nació el guerrillero rebelde. Continúa leyendo “El lugar de Fidel”

Anuncios

El militante que quise ser (reflexiones sobre el VII Congreso del PCC)

Quise ser militante del PCC desde que tenía quince años. Lo supe desde el mismo momento en que el Secretario General de la UJC de mi centro de estudios puso en mis manos, hace ya casi diez años, el carnet de militante de la Juventud Comunista.

Quise militar en el Partido de mi abuelo y de todos aquellos que como él forman (formaron) parte de la generación que consiguió los éxitos de lo que llamamos Revolución Cubana. Aquel adolescente quiso militar porque creía que solo militando allí se podría ser un buen revolucionario y un buen cubano. Quise militar porque creía que ese era el espacio idóneo para mejorar las cosas en el país. Continúa leyendo “El militante que quise ser (reflexiones sobre el VII Congreso del PCC)”

Reflexiones sobre el cambio en Cuba: representatividad, gobernabilidad y democracia popular

Hace algunos días, en una carta publicada en el blog de Silvio Rodríguez (Segunda Cita), el destacado intelectual cubano Aurelio Alonso, premio nacional de Ciencias Sociales 2013, brindó su opinión acerca de un interesante artículo publicado el pasado mes de febrero en el blog de La Joven Cuba. Tanto Aurelio como Cubanum, nombre del autor del post en La Joven Cuba, llaman la atención hacia la necesidad de una impostergable reforma en el ámbito político en Cuba, con especial acentuación en la necesidad de que los cubanos contemos con un Parlamento más democrático y representativo así como una mayor transparencia en el ejercicio de los cargos públicos. Suscribo ambas opiniones, las cuales con una lucidez tremenda en sus planteamientos, son mucho más útiles frente a otras ideas que pugnan por un modelo de cambio “exprés” o una transición “a la española”. Continúa leyendo “Reflexiones sobre el cambio en Cuba: representatividad, gobernabilidad y democracia popular”

Cuba, los congresos, la catarsis y la gaveta.

Es hora de partir hacia La Habana. Maletas en mano y ataviados con pullovers y gorra se disponen a embarcase hacia la terminal de trenes. Atrás quedan meses de preparación, discusiones de documentos base, asambleas de balance, procesos de elección de delegados directos, reuniones preparatorias y consultas a puertas cerradas en las oficinas del Partido provincial.

Minutos antes abordar el expreso hacia Occidente, se despiden de las principales autoridades provinciales; a lo lejos suena la música de una conga acompañada quizás de la canción identificativa de la magna cita. Kilómetros de viaje e incomodas horas sentados en un asiento de tren es el precio a pagar para llegar a una ciudad que se despierta como el Olimpo, la morada de los dioses.

En la Terminal Central de Ferrocarriles vuelven a sonar las congas –están quizás los Guaracheros de Regla. Con los maletines en las manos se encaminan hacia los dirigentes nacionales -y quizás algún funcionario del Comité Central- quienes le darán la mano y la bienvenida. A las afuera, los relucientes ómnibus Yutong esperan a los delegados. El viaje hacia la villa será cuestión de segundos. Cual celebridades, las calles rendirán pleitesías a sus huéspedes de lujo anunciados por el sonido y la presencia de motos escoltas de tránsito. Otra conga a la entrada de la villa, se vive un ambiente de fiesta, el congreso ha comenzado. Continúa leyendo “Cuba, los congresos, la catarsis y la gaveta.”

Juventud cubana: ¿apolítica o defraudada?

En un artículo publicado en la edición dominical del periódico Juventud Rebelde, el periodista Yoerky Sánchez Cuellar se acercó al peludo y controversial tema de los jóvenes apolíticos en Cuba apelando a la historia de un joven llamado Maikel (no se sabe si producto de la ficción o de la realidad) con quien, según sus palabras, “se puede hablar de todo, menos de política”. Desde su artículo, Sánchez Cuellar aborda el problema de la apatía y el nihilismo en los jóvenes cubanos y da, como causa única del mismo, a los esfuerzos de “quienes intentan desarticular las bases de nuestro sistema”.

Estoy seguro que Yoerky, desde su condición de director de la revista Alma Máter (medio de comunicación de todos los universitarios cubanos fundado en 1922 por ese genial e insuperable líder juvenil que fue Julio Antonio Mella), tendrá un acercamiento directo a la realidad y la forma de pensar de esos seres que, al citar a Bertolt Brecht, llama analfabetos políticos. No obstante me permito, desde mi humildad de bloguero y mi condición de joven cubano, estar en divergencia con la gran mayoría de sus reflexiones. Continúa leyendo “Juventud cubana: ¿apolítica o defraudada?”

¿Y para qué sirve la CTC?

“Los sindicatos no están para repartir hoteles, los sindicatos están para luchar para que todos los trabajadores puedan ir a un hotel cuando quieran”, así, sin pelos en la lengua, se expresó una delegada durante el XX Congreso de la Central de Trabajadores de Cuba (CTC) que, con bombos y platillos, acaba de culminar el sábado pasado.  La delegada, cuyo nombre y provincia no pude grabar en mi mente, marcó con sus palabras un giro de 180 grados en cuanto a la tendencia de los dirigentes sindicales que estamos acostumbrados a ver. Según un amigo periodista, quien tuvo la oportunidad de cubrir de cerca las labores del Congreso, el cónclave parece marcar un antes y un después en la práctica de la CTC, organización que nuclea a la gran mayoría de los trabajadores cubanos y es la única que oficialmente y constitucionalmente está reconocida.

Para los cubanos CTC rima con cotización o con asambleas de afiliados, por lo que, encontrar una dirigente sindical que reclame que la función del Sindicato es luchar por que cada trabajador tenga la posibilidad de vivir y disfrutar de su salario es, sin lugar a dudas, obra y milagro del divino virus del cambio de mentalidad. Continúa leyendo “¿Y para qué sirve la CTC?”