Italia sí, Cuba no

Italia sí, Cuba no. Hace días que esas palabras ocupan gran parte de mis más entrañables reflexiones; aquellos momentos donde yo y yo, poniéndonos al desnudo, hablamos de lo que nos asusta y nos atormenta. Las llevo repitiendo una y otra vez, casi como una obsesión, con tono de pregunta, exclamación o resignación.

Pues Italia, aquel decadente país que me vio nacer y que muchas veces ha intentado tragar violentamente mis pasiones en el vórtice de la indiferencia, acaba de aprobar la ley que disciplinará las uniones civiles entre parejas del mismo sexo. No es matrimonio igualitario. No es equiparación plena de los derechos de la comunidad LGBTIQ con los de la dominante comunidad heterosexual. Pero es algo. Es un primer gran – mejor dicho enorme – paso hacia el fin de una discriminación, al menos jurídica. Continúa leyendo “Italia sí, Cuba no”

El debate necesario y la deuda pendiente…

Cuba es un país que grita por oportunidades de debate real. Cuando estos no existen (al menos no con la profundidad y amplitud posible) las redes sociales y los medios de comunicación online se convierten en plataformas alternativas de debate. Es el debate 2.0, ese que vive tras las IP´s y las cuentas de correos (algunas de ellas falsas).

El miércoles 12 de mayo el medio digital Cubadebate publicaba en su web la noticia acerca de la histórica aprobación en Italia del matrimonio entre personas de un mismo sexo o igualitario. Fue publicar la noticia y que el debate se abriera.  Continúa leyendo “El debate necesario y la deuda pendiente…”

Hacer revolución sin pedir permiso

Hace unos días, en una entrevista-charla entre dos blogueros cubanos de las dos orillas del estrecho de la Florida, se abordaba, entre muchos otros temas, la espinosa cuestión de la necesidad de una ley en Cuba que autorice el matrimonio (o uniones civiles) entre parejas del mismo sexo.

Harold Cárdenas Lema y Yadira Escobar, los dos tertulianos, coincidieron en que, aunque necesaria, semejante medida no debería ser fruto de una decisión “de arriba” sino más bien de una decisión popular “desde abajo”, es decir, un referéndum con carácter deliberativo y vinculante que ponga tan fundamental derecho en las manos del pueblo soberano.

Continúa leyendo “Hacer revolución sin pedir permiso”