Aquella República

Tenía 14 años cuando mi profesor de Historia en la escuela -quien es hoy además un buen amigo a pesar de nuestra diferencia de edad- me regaló uno de los libros que con más cariño preservo: una edición de 1975 del libro “La República” del destacado historiador cubano Julio Le Riverand. La portada del libro muestra la imagen de una bandera norteamericana ondeando sobre el Capitolio Nacional, certera caracterización de lo que fuera esa República que muchos llaman “mediatizada” o que sencillamente se nos ha enseñado a llamar como “etapa neocolonial”.

Cuentan que aquel 20 de mayo de 1902 fue un día de fiesta en toda Cuba. Había mucho que celebrar, acababa -al menos formalmente- la intervención militar norteamericana. “¡Al fin hemos llegado!”, esas fueron las palabras del General Máximo Gómez cuando izaba la enseña nacional sobre el mástil mayor del Morro de La Habana. Cuba nacía como República oficial ante el mundo y sus ciudadanos alcanzaban un sueño anhelado, ser llamados oficialmente como cubanos, como “dueños” de un país.

A pesar de todo aquella República nació con una debilidad, con un grillete que lastraba su correcto funcionamiento y empañaba el sueño de construir una República independiente y que fuera la consecución del sueño martiano. Proyectada sobre la sombra de aquella República y de su Constitución estaba la Enmienda Platt y con ello la atadura hacia los Estados Unidos. Negar que aquel 20 de mayo nació una República discapacitada sería un error de proporciones tremendas. Continúa leyendo “Aquella República”

Religión en Cuba: ¿aliado o enemigo?

Para quienes profesamos la religión cristiana la Semana Santa constituye uno de los espacios más sagrados dentro de nuestro calendario anual, como mismo es para los musulmanes el Ramadán o para los judíos el Hanukkah. En Cuba, país donde hace algunas décadas ser creyente era considerado un pecado político, poco a poco se ha ido abriendo el espacio para el ejercicio de la fe y de la libertad de credo. Conviven en el país, en paz, diferentes denominaciones religiosas desde el Catolicismo o el Judaísmo hasta sectas religiosas de nuevo tipo como “Creciendo en Gracia”, conocido por algunos en la calle como “la gente del 666”. A pesar de todo, la inserción de la religión en la sociedad cubana sigue siendo pequeña, según el criterio de algunos.

Traigo el tema al debate pues un suceso bien interesante, ocurrido durante la pasada Semana Santa me hizo pensar en todo ello. Continúa leyendo “Religión en Cuba: ¿aliado o enemigo?”

Oposición en Cuba: tender puentes en pro de la reconciliación

Entre el 6 y el 8 de marzo tuve la oportunidad de ser invitado al evento “Fe religiosa, institucionalidad nacional y modelos sociales” que, organizado por la revista Espacio Laical, nos invitó a pensar en los desafíos para la construcción de la sociedad a la que aspiramos y en la que concurrimos diferentes personas con gran variedad de ideas, algunas en ocasiones no coincidentes. Agradezco al equipo de la revista, en especial a Roberto Veiga y Leinier González (editor y viceditor respectivamente), por la oportunidad de haber sido invitado y agradezco la oportunidad de que varios jóvenes blogueros como yo fuéramos invitados y tuviéramos la oportunidad de ser escuchados.

Gran variedad de temas fueron tratados durante el evento, pero de entre ellos algunos valen la pena ser utilizados como caldo para el análisis al que se encaminará mi artículo. Continúa leyendo “Oposición en Cuba: tender puentes en pro de la reconciliación”

Antigonón y el rostro de la Patria

Oscuridad, luces, silencio, desnudez. Así recibe el espectador los primeros segundos de la puesta en escena de “Antigonón: un contingente épico” de la mano de Teatro El Público de Carlos Díaz. Una mezcla entre lo épico y la cruda realidad, nuestra realidad, la que duele y que a veces no llegamos a comprender.

Cuatro cuerpos (dos mujeres y dos hombres) completamente desnudos danzan ante los ojos de los espectadores, contándonos una historia en el silencio y con la ayuda de movimientos y roces sensuales. Esos son los primeros minutos, que luego dan paso a dos poemas: El padre suizo y Sueño con claustros de mármol, ambos de la pluma de José Martí, ese ser que muchas veces se nos presenta en mármol o en yeso y que en muy pocas ocasiones podemos entenderlo como un ser de carne y hueso. Continúa leyendo “Antigonón y el rostro de la Patria”

El miedo a la unidad

unidad

Por: Yohan González Duany

(…) sin la unidad, todos los sacrificios serán estériles.

Antonio Maceo (1888)

El pasado viernes 10 de mayo un grupo de viejos y nuevos amigos acudimos a la Segunda Edición del TwittHab. Aunque la versión 2.0 tuvo su mayor expresión en lo ocurrido en el Parque Villalón, también estuvo presente a lo largo y ancho del país e incluso fuera de fronteras, logrando reunir a todos aquellos que defendemos y creamos una Cuba mejor desde cualquiera de los espacios en Internet a los cuales tenemos acceso.

El 15 de mayo de 2013, cinco días después del TwittHab, se comenzó a poner en práctica lo  que muchos, entre los que me incluyo, abogamos porque se lograra después del encuentro del viernes.  Sin el acompañamiento de la prensa -ni la nacional y mucho menos la extranjera- y solo con la complicidad de invitaciones y mensajes en Facebook y Twitter se dio a conocer el nacimiento de la comunidad Blogosfera Cuba. Continúa leyendo “El miedo a la unidad”

Nuestro credo: Encaminar, explicar, enseñar, guiar, dirigir…

Nunca supe yo lo que era público, ni lo que era escribir para él, (…) aseguro que ahora como antes, nunca tuve tampoco miedo de hacerlo.

Fragmentos del Diablo Cojuelo, La Habana, enero de 1869

Creo que estaba loco en el momento en que decidí iniciar un blog. Si, pues solo a un loco se le puede ocurrir abrir un espacio donde cualquier persona desde X lugar del mundo te pueda leer, saber qué piensas, conocer tus gustos y odios además de transmitirte tus criterios personales sobre temas extremadamente polémicos. Pensé: “nadie me leerá”, pero una buena amiga a quien consulté minutos antes de llenar el formulario de WordPress me dijo de manera sencilla: “siempre habrá otro loco que te lea”. Continúa leyendo “Nuestro credo: Encaminar, explicar, enseñar, guiar, dirigir…”