Una Revolución en Suiza

i-am-not-angel

Suiza vive por estos días una Revolución influenciada por… Cuba. Si, ha leído bien, por Cuba. Suena difícil creerlo quizás porque Suiza no es de esos países con grandes crisis sociales que piden una Revolución a gritos o quizás porque uno no se imagina que pueden tener en común los suizos y los cubanos. Pero lo más interesante de todo, y es el punto en común que tiene con Cuba, es que esta Revolución tiene un símbolo bien particular: el Che.

Durante muchos años la mítica figura de Ernesto Guevara de la Serna, más conocido como Che Guevara, ha sido símbolo paradigmático del revolucionario. Nadie sabe en qué momento su figura pasó de ser una imagen romántica y seductora para convertirse en un emporio publicitario, en un engendro del mercantilismo capitalista que él mismo muchas veces invitó a luchar en contra, pero que es incitado por aquellos que se dicen llamar sus seguidores. Continúa leyendo “Una Revolución en Suiza”

¿Se podrá meter a Cuba dentro de Suiza?

Ocho mil setenta kilómetros separan aproximadamente a La Habana de Ginebra, o lo que es lo mismo: dos aviones y una escala intermedia. Urbes de dos naciones distantes y diferentes, comparten en común el amor y arraigo al agua; aunque pareciera extraño el Malecón y el Lago Lemán se parecen mucho, a pesar de que uno sea salado y el otro dulce; ambos son centro de la vida nocturna y ambos se convierten en la principal alternativa cuando el calor arrecia.

Para el imaginario popular del cubano Suiza aparece como el país perfecto: salarios medios por encima de lo normal (incluso para Europa), sistemas de transporte envidiables, organización social terriblemente perfecta, amplio acceso a la tecnología, modernidad y un PIB per cápita de los más grandes del mundo; no en vano sus habitantes se consideran como los ciudadanos del país “más feliz del mundo”. Continúa leyendo “¿Se podrá meter a Cuba dentro de Suiza?”