Los buenos y los malos

obreros-calificadosPor: Yohan González Duany

Miles de adolescentes cubanos egresados de la enseñanza secundaria básica lucen por estos días ante sus familiares su título de graduado y su boleta de carrera otorgada. Muchos tienen entre 15 y 16 años, y en sólo unos meses, una vez acabe la etapa vacacional que recién comienza, ingresarán a nuevos centros de estudio. Algunos estarán a pasos de la universidad, otros estarán cerca de chocar con la vida laboral y comenzar a ganar sus primeros billetes conquistados gracias a su sudor.

Si antes de noveno grado todos los estudiantes vestían el mismo uniforme y eran considerados de la misma manera, una que vez avanzan el umbral del escalafón y las asambleas de otorgamiento ya no todos  son iguales. Ahora se dividen entre azul y marrón aunque otros puede que vistan el rígido verde. De azul los chicos del pre, de marrón los chicos de politécnicos o escuelas de oficio. Continúa leyendo “Los buenos y los malos”