Esa Cuba me da miedo

Cuba (la digital) se ha convertido en un espectáculo de teatro con tonalidades grises (como las del triste Quinquenio) y grotescas (como las de una risible caricatura). En una orgía de vergüenza e indecencia, bandos de activistas, blogueros y/o periodistas juegan a lanzarse acusaciones y descalificaciones de todo tipo. Es un juego de suma cero: quien gana, gana todo; quien pierde, puede perderlo todo, hasta un trabajo o un permiso residencia.

Continúa leyendo “Esa Cuba me da miedo”

El miedo de Virgilio y la herejía

“(…) de pronto la persona más improbable, toda tímida y encogida, se levantó de su asiento y parecía que iba a darse a la fuga pero fue hasta el micrófono de las intervenciones y declaró: “Yo quiero decir que tengo mucho miedo. No sé por qué tengo ese miedo pero es eso todo lo que tengo que decir”. Era (…) Virgilio Piñera que había expresado lo que muchos en el salón sentían y no tenían valor de decir públicamente”

Guillermo Cabrera Infante (1998) Continúa leyendo “El miedo de Virgilio y la herejía”

Captura de pantalla de un vídeo publicado por okdiario.com

Cuando el Partido Único Capitalista tiembla o ¡Gracias Podemos!

A todos los que hemos nacido en aquel imaginario lado del mundo, idealmente sin fronteras específicas y sin connotación geográfica, llamado Occidente, siempre se nos ha vendido el cuento de que el sistema de gobierno representativo, según algunos “democracia representativa”, es aquel sistema genuino en el que todas las ideas caben y cualquiera, por la vía democrática, puede llegar a ocupar cargos políticos y participar así en la construcción y el mejoramiento de la cosa pública. Continúa leyendo “Cuando el Partido Único Capitalista tiembla o ¡Gracias Podemos!”

Italia sí, Cuba no

Italia sí, Cuba no. Hace días que esas palabras ocupan gran parte de mis más entrañables reflexiones; aquellos momentos donde yo y yo, poniéndonos al desnudo, hablamos de lo que nos asusta y nos atormenta. Las llevo repitiendo una y otra vez, casi como una obsesión, con tono de pregunta, exclamación o resignación.

Pues Italia, aquel decadente país que me vio nacer y que muchas veces ha intentado tragar violentamente mis pasiones en el vórtice de la indiferencia, acaba de aprobar la ley que disciplinará las uniones civiles entre parejas del mismo sexo. No es matrimonio igualitario. No es equiparación plena de los derechos de la comunidad LGBTIQ con los de la dominante comunidad heterosexual. Pero es algo. Es un primer gran – mejor dicho enorme – paso hacia el fin de una discriminación, al menos jurídica. Continúa leyendo “Italia sí, Cuba no”

El debate necesario y la deuda pendiente…

Cuba es un país que grita por oportunidades de debate real. Cuando estos no existen (al menos no con la profundidad y amplitud posible) las redes sociales y los medios de comunicación online se convierten en plataformas alternativas de debate. Es el debate 2.0, ese que vive tras las IP´s y las cuentas de correos (algunas de ellas falsas).

El miércoles 12 de mayo el medio digital Cubadebate publicaba en su web la noticia acerca de la histórica aprobación en Italia del matrimonio entre personas de un mismo sexo o igualitario. Fue publicar la noticia y que el debate se abriera.  Continúa leyendo “El debate necesario y la deuda pendiente…”

El militante que quise ser (reflexiones sobre el VII Congreso del PCC)

Quise ser militante del PCC desde que tenía quince años. Lo supe desde el mismo momento en que el Secretario General de la UJC de mi centro de estudios puso en mis manos, hace ya casi diez años, el carnet de militante de la Juventud Comunista.

Quise militar en el Partido de mi abuelo y de todos aquellos que como él forman (formaron) parte de la generación que consiguió los éxitos de lo que llamamos Revolución Cubana. Aquel adolescente quiso militar porque creía que solo militando allí se podría ser un buen revolucionario y un buen cubano. Quise militar porque creía que ese era el espacio idóneo para mejorar las cosas en el país. Continúa leyendo “El militante que quise ser (reflexiones sobre el VII Congreso del PCC)”