leyendo-el-diario-granma

¿Qué diría Fidel?

Resulta que algunas bocas fueron calladas. Granma publicó una nota en su portada donde anunciaba las razones para festejar este 1º de enero. De no ser así hubiésemos estado “celebrando” en los próximos días que están por llegar de la manera más rara que jamás se hubiese imaginado este pueblo. Continúa leyendo “¿Qué diría Fidel?”

bombardeig-de-granollers-8

El deber moral

Hay ocasiones en las que miles de ideas dan vuelta por la cabeza tan rápidamente que resulta una tarea titánica lograr organizarlas en una forma coherente y expresarlas en letras compartidas. Este es, sin lugar a dudas, el post más complicado que he tenido que escribir en todos estos años que mi mirada ha estado centrada casi exclusivamente hacia aquel lugar donde hubiese querido nacer. Lo que ha pasado en Cuba en los últimos meses – y aún más en los últimos días – es una vergüenza, sin paliativos. Ya lo dije hace unas semanas: Esa Cuba me da miedo. Y hoy no puedo hacer más nada que reiterarlo. Continúa leyendo “El deber moral”

Virgilio

El miedo de Virgilio y la herejía

“(…) de pronto la persona más improbable, toda tímida y encogida, se levantó de su asiento y parecía que iba a darse a la fuga pero fue hasta el micrófono de las intervenciones y declaró: “Yo quiero decir que tengo mucho miedo. No sé por qué tengo ese miedo pero es eso todo lo que tengo que decir”. Era (…) Virgilio Piñera que había expresado lo que muchos en el salón sentían y no tenían valor de decir públicamente”

Guillermo Cabrera Infante (1998) Continúa leyendo “El miedo de Virgilio y la herejía”

hijos-de-papa

Hijos de papá

En carta de despedida dirigida a Fidel Castro en 1965, el comandante Ernesto “Che” Guevara expresó: “(…) no dejo a mis hijos y mi mujer nada material y no me apena: me alegra que así sea. Que no pido nada para ellos pues el Estado les dará lo suficiente para vivir y educarse.

El Ernesto padre, que sabía los riesgos a los que se enfrentaba en su viaje a Bolivia, les transmitía un pedido a sus hijos en su  carta de despedida a ellos: “Crezcan como buenos revolucionarios”. Sin embargo, ni el mismo Che podría imaginar que años después su hijo menor ganaría dinero rentabilizando uno de los episodios más enigmáticos de la vida de su padre: los viajes junto a Alberto Granado a través de América del Sur. Continúa leyendo “Hijos de papá”

???????????????????

Unánime respaldo a la santificación

No es el ateo de abiertos sentimientos anticlericales que alberga en mí quien me ha empujado a escribir las siguientes líneas y me ha llevado a sacar cierta rabia contra el grotesco espectáculo que hace pocos días se escenificó a poco más de doscientos kilómetros de mi casa. No se ofendan los creyentes, amigos y enemigos, si estas palabras mías, en una forma u otra, puedan herir sus sentimientos. La mía no es una cruzada anticatólica, ni un intento de desacralizar lo respetablemente sagrado. Es más el desahogo de un estudiante, apasionado entre otras cosas de historia, de política y de Cuba, frente a los estupros colectivos perpetrados contra el respeto a la memoria de los inocentes. Continúa leyendo “Unánime respaldo a la santificación”

megafono, altavoz

Un banal e irresponsable hipercrítico

No es esto un cuento absoluto, ni un intento para arremeter indiscriminadamente contra una generalizada categoría.  Tampoco es una historia. Es un no-cuento, una no-historia. Es un mensaje personal, pero abierto, dejado andar libremente para que llegue a sus destinatarios. De hecho, tampoco hay rígidos destinatarios. Serán los distintos receptores quienes valorarán autónomamente donde colocarse, si avalarlo, repudiarlo o esconderse tras la hipócrita máscara de la indiferencia. Igualmente no es importante definir quien es el protagonista. El sujeto podría ser inexistente, podría tratarse de una persona específica, incluso podría ser yo, y al mismo tiempo podrían ser centenares o miles de personas. Su autenticidad va mucho más allá de una existencia física y su validez es independiente de cualquier caso concreto. Lo siguiente es un pedazo de vida de un muchacho cualquiera -perdónenme por la declinación masculina- que en sus hombros advierte todo el insoportable peso de lo que significa ser un joven cubano con ganas de decir algo en la Cuba de hoy. Continúa leyendo “Un banal e irresponsable hipercrítico”