Entrevista de María Isabel Alfonso con Vincenzo Basile

María Isabel Alfonso (MIA): ¿Qué te motiva a escribir sobre Cuba? ¿Desde qué espacio lo haces generalmente (blog, publicación digital)?

 

Vincenzo Basile (VB): Me acerqué a la realidad cubana hace ya casi 10 años, por pura casualidad, en un momento en que la política de mi país me había totalmente decepcionado y me estaba convirtiendo en un indiferente más. Entrar en contacto con un ambiente desconocido, que algunos pintaban como una de las últimas fortalezas del totalitarismo del siglo pasado y otros como la sociedad utópica anhelada por muchos, me despertó curiosidades y pasiones políticas que creía haber perdido.Esas pasiones me llevaron, en un primer momento, a viajar ahí y a buscar siempre más informaciones sobre Cuba y su historia más reciente. Luego, cuando creí haber logrado una opinión suficientemente informada, se me despertó la necesidad de participar, en cierto modo, en una causa que empecé a sentir como mía. Y así, de simple, comencé a comentar y contar las que consideraba ser mis verdades sobre lo que era o no era aquella Cuba, conocida por todos y entendida por pocos, insertada en (o condenada a) un discurso y un imaginario colectivo caracterizado por una dicotomía antitética e inconciliable.

Anuncios

El viajero caradura

Una nueva categoría social se está difundiendo a lo largo y ancho de la isla de Cuba. No se conoce exactamente su procedencia pero todo indica que se trata de una mutación degenerativa de otra categoría autóctona: el bloguero cubano. Aún no se han dado nombres oficiales para poderla identificar pero ya algunos empiezan a referirse a sus componentes como los viajeros caradura.

Continúa leyendo “El viajero caradura”

Esa Cuba me da miedo

Cuba (la digital) se ha convertido en un espectáculo de teatro con tonalidades grises (como las del triste Quinquenio) y grotescas (como las de una risible caricatura). En una orgía de vergüenza e indecencia, bandos de activistas, blogueros y/o periodistas juegan a lanzarse acusaciones y descalificaciones de todo tipo. Es un juego de suma cero: quien gana, gana todo; quien pierde, puede perderlo todo, hasta un trabajo o un permiso residencia.

Continúa leyendo “Esa Cuba me da miedo”

Mini-reflexión sobre la degeneración de la crítica en Cuba

Jamás he sido de los que creen que hay que silenciar la crítica para “no darles elementos al enemigo”. Creo, al contrario, que con esta absurda justificación, a lo largo de las últimas décadas, se han alimentado y favorecido la mayoría de las contradicciones, en muchos casos absurdas, que hoy afectan a la sociedad cubana. Sobre esto no cabe la más mínima duda. O por lo menos esta es mi visión de espectador externo, cansado del cuento ilusorio del perfecto paraíso socialista y convencido de que solo la crítica y la absoluta transparencia pueden ser el auténtico motor de cada proyecto humano, que se llame comunismo, socialismo o revolución.

Hoy en día, comentarios espantosos, imágenes obscenas, insultos arbitrarios, declaraciones totalitarias y auténticos actos de repudio virtual, aparecen a cada rato en el pequeño fragmento digital que ocupa la comunidad cubana. Sin embargo, a pesar de que uno se esperaría semejante comportamiento de la llamada “vieja guardia”, de los “atrincherados partidarios del Gobierno cubano”, estas actitudes se han manifestado también en algunos sectores de quienes reclaman más espacios de participación y más respeto hacia el pensamiento distinto. Continúa leyendo “Mini-reflexión sobre la degeneración de la crítica en Cuba”

Los desconectados

“Emplearse en lo estéril cuando se puede hacer lo útil; ocuparse en lo fácil cuando se tienen bríos para intentar lo difícil, es despojar de su dignidad al talento” [José Martí]

En la Cuba de hoy, la palabra “desconectados”, por antonomasia, nos trae la imagen de una inmensa multitud de cubanas y cubanos, presumiblemente la mayoría del pueblo de la Isla, que no tienen acceso a la red de redes y por ende no acceden al magnífico flujo informativo que la época del 2.0 ofrece – así se dice – a todos los ciudadanos del mundo. Y es sumamente cierto. Hoy día, solamente un pequeño e ínfimo porcentaje de la población cubana tiene acceso garantizado a internet; unos pocos privilegiados que gracias a su peculiar posición laboral – académicos, periodistas, profesionales, estudiantes y otros empleados estatales – se ven otorgada la posibilidad de conectarse hasta diariamente, abrirse una ventana al mundo y, en teoría, abrir para el mundo una ventana sobre la Isla. Continúa leyendo “Los desconectados”

Una petición “a la cubana”

Por Vincenzo Basile y Yohan González

El 20 de junio pasado, en la web de la organización Change.org Inc., se lanzaba al aire una petición, promovida por un joven bloguero cubano, encaminada a la obtención de Acceso a internet a precios módicos para la población cubana”. El documento basaba su queja en la  afirmación de que tener un acceso garantizado y barato a la red mundial permitirá ser parte real del siglo XXI, mediante aperturas esenciales lograr la evolución, el desarrollo de Cuba (…). Porque es posible y sobre todo natural que las personas comunes, de clase media, accedan desde su móvil a revisar sus correos personales (…). Porque es una necesidad para la evolución del país en todo sentido, forma parte de la democracia que promulgamos.” Continúa leyendo “Una petición “a la cubana””