¿Dónde se ha escondido nuestra humanidad?


Beirut se quema y París sangra. Oriente Medio debe aceptar su condena histórica de gigantesco polvorín y Occidente tiembla de miedo cuando le toca recoger los frutos de sus siembras. El terror del ISIS no tiene fronteras y sus víctimas no tienen nacionalidad. Miles de personas – o quizás más – han caído y seguirán cayendo bajo el fuego de la ignorancia y del fanatismo disfrazado de milenaria religión.

Pero los recientes acontecimientos de París y la poderosa ola solidaria que se ha desatado parecen desmentir una ecuación hipotéticamente lineal. Nos demuestran que según la opinión pública occidental – que parece ser la opinión pública mundial – hay dos macabras categorías de muertos: los que merecen una oración y todos los demás.

Y no es un descubrimiento novedoso ni un hecho reciente. Desde el 11 de septiembre – e incluso antes – Occidente herido vale mucho más que el resto del mundo desangrado. Siempre ha sido así y siempre será así. Es el imaginario colectivo, consciente o inconsciente, forjado y empoderado por una maquinaria de la información que ha logrado inculcarnos un sectarismo étnico-racial, sin precedentes en la historia humana, donde la diferencia entre nosotros y ellos, nuestra cultura y su cultura, nuestro color y su color, es el banco principal para llegar a la conclusión que nuestra sangre vale más que la de ellos; que la violencia, cuando penetra en nuestras seguras fronteras – físicas o culturales, reales o imaginarias –, se convierte en un abominable crimen que afecta hasta el más indiferente de los corazones.

Poco sentido tendría enumerar uno a uno todos los males que sacuden a nuestro planeta y averiguar las correspondientes olas de solidaridad que se han desatado. Pero sí tendría sentido preguntarse en qué oscuro rincón se ha escondido nuestra humanidad, nuestra natural pertenencia a una sola familia mundial, cada vez que nos asombramos por el dolor inesperado de algunos y normalizamos la muerte diaria de otros, volviéndonos peligrosos conformistas e indiferentes cómplices de la barbarie cuando, aunque sea sólo en un silencioso pensamiento, afirmamos que hay lugares del mundo donde así son las cosas.

Cada quien llora sus causas. Es cierto. Hay todo tipo de persona que defiende todo tipo de creencia. Es un innegable derecho a solidarizarse con lo que más nos toca el alma y nos mueve la conciencia. Pero llorar por París y olvidarse de Beirut, Ankara, del avión ruso y de los civiles sirios e iraquíes, no es decidir entre una causa y otra; es abrazar una sola causa, la mismísima causa, y seleccionar meticulosamente aquellas víctimas que valen y cuyas muertes sí deben indignar, borrando del mapa solidario a los olvidados de este mundo, cuyas desgracias han sido normalizadas y cuyo sufrimiento hemos decidido esconder entre los trapos sucios de nuestra dichosa civilización.

Anuncios

6 comentarios en “¿Dónde se ha escondido nuestra humanidad?

  1. Tienes toda la razón, no digo lo contrario solo pienso que la manera de equilibrar la balanza no es dejar de solidarizarse con París!!! Debemos luchar por la paz mundial, por la equidad social, porque las vidas de todos puedan ser dignas dondequiera que se nazca!!! El problema es que estos hechos lamentables nos hacen ver la punta de un iceberg que tiene un cuerpo multidimensional y multicausal!!! En fin, como decimos en Cuba, no tratemos de virar la tortilla, luchemos por la paz y la igualdad de oportunidades!!!

    1. Estoy de acuerdo. La cuestión no es rechazar la solidaridad por las víctimas de París, en lo absoluto, sino reflexionar sobre el por qué no hay una banderita que nos recuerda el paralelo ataque que ha sufrido Beirut. Todos son víctimas del terror, pero sólo algunas tienen la voz. Y si eres de Cuba deberías entenderlo aún más. Un atentado así en Cuba, creo yo, no llevaría a los de Facebook a meter la aplicación para la banderas, ni a los europeos a “pray for Havana”. No crees?

  2. La humanidad se ha escondido en su propia inteligencia””, como ya sabemos a diferencia de los otros animales podemos pensar”” pero pienso que una parte de la humanidad se ha perdido en sus propios pensamientos …y no son capaces de encontrar en su pensamientos la parte más valiosa del pensamiento que acompana la diplomacia…todo los problemas que se les presenta los quieren solucionar con guerras, venganzas…consecuencias del fanatismo y patriotismo…..mientras otros dejan todas su fuerzas y conocimientos en descubrir como alargar la vida con salud de nuestra humanidad ..otros contribuyen a la destrución de esta en segundos…pienso que los marcianos” si existen.. no quieren contacto con los seres humanos..es que ya ni el fiel amigo de hombre lo desea, pues este lo tiene como un esclavo en cautiverio…se que la reflexíón le parecerá loca..pero es consecuencia, .. de donde la humanidad se ha escondido: en su propio egoismo, excentrisismo…..cuando dejaremos de discriminarnos nosotros mismos por el sexo, por la cultura, las riquezas, la religión, y y y….. sin politiquería..y nos trataramos con respecto, solidaridad….no estuvieramos hoy analizando lo ocurrido y el por qué?? quién tiene la culpa?? dónde paso?? ………..ya existen culturas que fueron completamente arrazada del globo terrenal, de ella queda una historia casi hecha a rompecabeza””…y nadie pide disculpa por esos hechos, pues no es más que una historia….y estos hechos lastimosos ya son parte de la historia más triste de la humanidad..como los que ocurren ha diarios en cada ricón del globo..y muchos ni nos enteramos!!!, pues saldran en los medios masivos aquellos que toquen los intereses del que tiene el poder de la comunicación!! político!! y sabe leer y escribir…pero lastimamente se perio en su propia inteligencia….

  3. ¡Nietzsche dijo “Dios ha muerto” y yo creo que es la humanidad la que ha muerto, estamos viviendo algo infinatamente apocaliptico, pero las personas tienen mas interes por un auto o un iphone esa es la motivacion, un capitalismo salvaje y una insensibilidad mounstrosa, que es la enseñanza para los niños que estan muy ocupados con los juegos de videos y la television, esta es la culpable en parte de esta “Matriz” somos la ultima generacion de perturbados que podriamos cambiar este mundo antes de que se convierta en una prision gigante
    llena de controles y esclavitud para la humanidad, no somos capaces de entender lo que sucede en nuestro mundo porque este nos pertenece a todos y deberiamos detener este sufrimiento y esta abulia espiritual y es obvio que las religiones de todo el mundo y de todas las epocas no han hecho mas que separar y agrandar las diferencias ya existentes!!!

Expresa tu opinión en un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s