Nunca te irás del todo


 

“Ni a los ruidos con silencios
Ni a otras tierras con más oro…”

Dicen que los isleños, a diferencia de quienes nacen en tierra firme, cargamos bajo nuestras espaldas la maldición de vivir obsesionados con el horizonte y su infinidad. Rodeados de mar -nuestra única frontera-, ansiamos averiguar que hay más allá de donde nuestros ojos no pueden ver y nuestros pies no nos pueden llevar. Quizás por eso es muy difícil que algunos nos acostumbremos a transitar siempre el mismo suelo y a respirar el mismo aire. Sea para toda la vida o tan solo a ratos, cual terapia de oxigenación, el isleño siempre deseará, en algún momento de su existencia, transgredir las barreras y aventurarse a conquistar el horizonte.  

Cuando se parte sin fecha de regreso, al menos no inmediata, los días que anteceden a la partida se convierten en una extraña carrera contra el tiempo. Una parte desea que el tiempo transite lo más rápido posible, otra desea que los últimos momentos sean eternos. Adelante, la aventura y la incertidumbre; atrás, los años, los primeros pasos, las calles, los amigos, el hogar, la sangre. Será por eso que, inquietados sobre el futuro y a los sucesos por venir, algunos aspiran a que los misterios de la fe y la religión tracen un halo de luz sobre lo que es opacidad e incertidumbre.

Es ante el desafío de surcar los cielos o de combatir contra las olas de un bravío y traicionero mar que se comienza a sentir que estamos dejando de ser aquellos que éramos, que nos convertimos en una cifra más de las frías estadísticas de los que parten. Nuestro cuerpo parte y gran parte de nuestro corazón y mente con él, la otra, se queda anclada en aquel pedazo perdido en el mar que queda atrás.

Con el tiempo, quizás semanas, meses o años, Cuba regresa convertido en ave, eso que muchos llaman “el gorrión” y que nos recuerda aquel hogar al que siempre estaremos atados. Vuelve Cuba a nosotros en el recuerdo del sabor de la comida, el mar, los campos, el aire, la lluvia o el calor; nos atormenta en la música, en el sabor del ron o en el apagón, pero Cuba regresa, de una forma u otra.

Anuncios

2 comentarios en “Nunca te irás del todo

  1. Hola Yhan,desde Argentina,me gustó tu reflexión,compartida casi en su dimensión. Por mas de 20 años visito Cuba ,la amo como amo a mi país,este que no me vió nacer ,pero yo Nací acá porque yo lo decidí ,después que otros decidieron por mí.Soy chilena de nacimiento ,argentina por opción.Bueno a que viene todo esto…a tu reflexión,dicen que todo lo que uno tiene hasta que lo pierde lo valora.Muchos cubanos quieren irse aunque sea a Haití ,me lo han dicho y cuando salen quieren volverse aunque sea caminando…el capitalismo no es solo brillitos de colores…Bueno te podría contar mas cosas solo que yo no saldria de Cuba ni a empujones si tuviera la posibilidad de vivir para siempre allá,ahí se respira seguridad en todos lados,libertad,si libertad,como dice la canción” la libertad no es caminar sin rumbo por cualquier lugar”,solidaridad,paz.Bueno, que tengas un buen dia. Maria Sol

    1. Muchisímas gracias por tu comentario Maria, agradezco que apreciaras mi impresión y sentimientos, muy míos pues no pretendo generalizar un sentimiento que cada inmigrante siente desde su punto de vista. Coincido contigo en que Cuba es un país con condiciones ideales, por su seguridad, su clima, su gente, sus maravillas. Pero existen problemas sociales, muy comunes en nuestros países latinoamericanos producto de siglos de explotación y de dominio Norte-Sur, no obstante mi estancia fuera de Cuba es un “Hasta pronto”, yo regreso, como regresan las aves luego de un período de descanso en el sur durante el invierno.

Expresa tu opinión en un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s