Los desconectados


“Emplearse en lo estéril cuando se puede hacer lo útil; ocuparse en lo fácil cuando se tienen bríos para intentar lo difícil, es despojar de su dignidad al talento” [José Martí]

En la Cuba de hoy, la palabra “desconectados”, por antonomasia, nos trae la imagen de una inmensa multitud de cubanas y cubanos, presumiblemente la mayoría del pueblo de la Isla, que no tienen acceso a la red de redes y por ende no acceden al magnífico flujo informativo que la época del 2.0 ofrece – así se dice – a todos los ciudadanos del mundo. Y es sumamente cierto. Hoy día, solamente un pequeño e ínfimo porcentaje de la población cubana tiene acceso garantizado a internet; unos pocos privilegiados que gracias a su peculiar posición laboral – académicos, periodistas, profesionales, estudiantes y otros empleados estatales – se ven otorgada la posibilidad de conectarse hasta diariamente, abrirse una ventana al mundo y, en teoría, abrir para el mundo una ventana sobre la Isla.

Dejando a un lado la cuestión del uso social de esta poderosa herramienta – algo que considero debería fomentarse y no utilizarse como reiterada excusa para limitar accesos privados –, cada tedioso discurso político sobre la necesidad de utilizar esos recursos ofrecidos para defender las razones de Cuba, y evitando cualquier comentario – que seguramente resultaría más que oportuno – sobre las causas de la falta de infraestructuras adecuadas y sobre la ausencia de voluntad política para garantizar una difusión masiva de internet; lo que aquí considero necesario subrayar es la actuación de esos pocos privilegiados quienes han decidido librar una comprensible, encomiable y compartible batalla contra el retraso tecnológico impuesto – desde adentro y desde afuera – a la ciudadanía isleña, y por esto se han erigido como representantes, portavoces y únicos interpretadores de las angustias de sus conciudadanos que no parecen ser preocupaciones esenciales, los basic needs típicos de un país pobre del llamado tercer mundo –  como comida, salario, vivienda y sobrevivencia –  sino tener una conexión en la casa.

En este sentido, estas personas denuncian diariamente a gran voz el estatus de completa desconexión que sufre la casi totalidad de los habitantes de la Isla; escriben ensayos – a veces con rasgos de panfletos extremadamente ideologizados – sobre la necesidad inminente de salir de esta condena medieval, de este retraso cronológico que no le permite a Cuba participar al gran concierto de todas las otras naciones del mundo; calculan los beneficios en términos de información y de gastos de recursos y tiempo – que aportaría a toda la población cubana la llegada en cada hogar de una conexión a internet.

A través de un uso irresponsable de este privilegio informático, se viene inevitablemente configurando una situación en la que los comprensibles anhelos tecnológicos de unas cuantas pocas personas se convierten en uno de los temas más calientes de las calles cubanas, en una petición a gran escala que parece reflejar los deseos de un pueblo entero, y desaparecen – o mejor se olvidan irrespetuosamente – las miles de dificultades, reales y concretas, que cada familia cubana tiene que enfrentar cada día y que merecerían ser denunciadas, reflexionadas o al menos simplemente contadas.

En este escenario, queda muy claro que si por un lado en Cuba la mayoría de la población se encuentra efectivamente en una absurda e indefendible condición de desconexión tecnológica que requiere ser delatada para que se tomen las necesarias medidas correctivas; por el otro, y es el aspecto más preocupante, los privilegiados, los que tendrían las herramientas tecnológicas y las habilidades culturales y académicas para contar historias de vida real y sobre todo empujar – como sociedad civil – para que se busquen soluciones concretas a los graves y urgentes problemas que afectan a la ciudadanía, son los auténticos desconectados, los que han decidido enajenarse de su propia realidad, proclamarse vanguardia de un movimiento esencialmente inexistente y sacrificar las peticiones y las necesidades básicas e imprescindibles de millones de cubanas y cubanos en el altar del progreso, del código binario o de quince minutos de efímera fama mediática.

Anuncios

20 comentarios en “Los desconectados

  1. Vinzo, polemico tu articulo, la verdad. Me quedo con esto: “Proclamarse vanguardia de un movimiento esencialmente inexistente y sacrificar las peticiones y las necesidades básicas e imprescindibles de millones de cubanas y cubanos…”, a partir de lo cual quiero decir dos cosas: 1) lo de movimiento lo has dicho tu, aunque es cierto que el tema ha cobrado importancia, pero hablar de movimiento es iluso y no conozco ninguna persona que antes que tuyo haya designado a esas peticiones o reclamos como tal. 2) Creo que para esos millones de cubanxs es basico, por ejemplo, la comunicacion con sus familiares, pues estamos hablando de una isla de 11 millones que tiene 2 millones de habitantes fuera del pais, casi una quinta parte. Quisiero pensar que la internet ayudaria bastante a sopesar el drama de las familias cubanas que indudablemente es la migracion, no lo es ni la comida, ni el transporte, ni nada, es ver a sus hijxs, madres, padres largarse de la Isla, por las razones que sean. No lo digo porque me lo han contado. Lo digo porque lo vivo cada dia. Para terminar, pedir internet no te hace desconectarte de la realidad cubana. Como bien ha demostrado el documental Off-line la gente de a pie se ha enterado, sabe de sus beneficios pero miran los toros desde la barrera. O sea, creo que tu post parte de algo falso y es considerar que Cuba tiene otros problemas mas basicos, como si la internet fuera un lujo, como si pedir esta sacrificaria alguna otra necesidad. Es mas esto me parece tan socorrido tanbien cuando se trata de denunciar el racismo. Siempre aparece alguien que te dice que eso no es un asunto basico. Y no lo creo asi. Sinceramente porque algo tan complicado como acceder a bibliografia actualizada desde la Isla para un cientifico, pues pasaria a ser algo cotidiano. La gente que como yo, me incluyo por supuesto pues he escrito un par de cosas sobre el tema, han solicitado internet, tambien somos de a pie y no andamos enajenados de la vida cotidiana de la Isla, sino todo lo contrario. Yo quisiera skypear con mi hija, para saber como esta el bebe, para saber que necesita para comprarselo al segundo pero no se puede. Ni Internet, ni Etecsa, ni la madre de los tomates… Ojala tu articulo no sirva para seguir de espaldas. Pero presiento que es parte del problema y no de la situacion.

    1. Mi negra, considero que internet es algo necesario y urgente en Cuba. Jamás dejaré de denunciar las causas de la falta de infraestructura tecnológica, así como la casi completa ausencia de voluntad política del gobierno cubano para solucionar realmente este problema. La cuestión que considero problemática es la prioridad que se le otorga a la conexión respeto a otras cuestiones que yo personalmente considero más urgentes e importantes. Si me preguntas si considero que Internet es un lujo, pues te respondo que no, no lo es. Pero si me preguntas si tengo una “jerarquía” entre lo que considero esencial y lo que no lo es, pues sí te digo que internet, en una sociedad esencialmente pobre, no debería representar la agenda principal de las reclamaciones ciudadanas.

      1. Si. La Internet, es decir, información y comunicación, son hoy día tan vitales como cualquier otra necesidad básica. Lo que sucede es que el gobierno cubano sabe que la información y la comunicación son mortales para el sistema.

        1. Respaldo abiertamente la necesidad de una internet con difusión masiva; pero para pedir más internet no creo que sea correcto convertirla en una necesidad básica. Permíteme un ejemplo de lo más banal y sencillo. Recientemente vi la pelicula “The Social Network”, sobre la fundación de Facebook; me hizo reflexionar mucho una escena casi al final del filme, cuando el protagonista, el fundador de la red social, está en su computadora programando la difusión en Facebook en algún lugar de África, y una muchacha ahí presente le dice: “No tienen agua, pero tienen Facebook”. Dejame pasar la banalidad del ejemplo. Espero haber aclarado por que considero que no tengamos que decir “esencial” cuando se habla de internet. Saludos Armienne

          1. Vincenzo, de todas formas esa carencia agudiza el atraso en Cuba al impedir las fuentes de información que es la Internet.

    1. Internet es un lujo en Cuba porque el gobierno se esfuerza y se esforzara hasta que pueda en eliminar la necesidad de internet y no puede ser de otra forma bajo una dictadura, una dictadura que suplanta la libertad de expresion a la lucha cotidianapor la supervivencia. Los que tienen acceso a internet no pueden denunciar nada de nada porque perderian ese privilegio.

  2. Bravo por el conectado Vincenzo, que a juzgar por su nombre es italiano, país ubicado en el centro de la región más interconectada del planeta, nación desarrollada, culta y sin bloqueos, ni deformaciones coloniales, y ni siquiera afectada por gobiernos desconectantes; un país donde solo poco más de la mitad de la población puede acceder a Internet y solo un tercio accede a Facebook, con un índice de velocidad de casi la cuarta parte de Europa. Imagino además que para esta defensa ardiente de la conexión debe vivir en el norte de Italia o estar entre el grupo privilegiado de que los que ingresa más de 1898 euros mensuales para poder pagar la suscripción, porque según la Unión Eurpea y el Gobierno Italiano, los salarios de la mayoría de la gente en ese país están entre los más bajos de la eurozona, por lo cual menos del 60% tiene una PC . Es verdad -y hay que reconocer- que se esfuerzan en desarrollar las conexiones móviles sin la presión de la carencia de recursos financieros y materiales, ni programas hostiles de gobiernos extranjeros dirigidos a socavar el orden constitucional italiano…
    Por cierto, como el italiano aboga por Cuba, valga decir que la desconectada Cuba ha logrado en pocos años conectar a casi la cuarta parte de su población (2,6 millones de usuarios) y expandir el uso de telefonos celulares en similar cuantía. Hoy el país se concecta a 1,4 Mb, con bloqueo, con crisis económica, con dificultades finacieras y estructurales, con insuficientes equipos, con limitaciones políticas y humanas, con ciberataques y ciberpersecución desde el exterior, y con serias restricciones para acceder a numerosos sitios y servicios web, porque así lo prohiben las leyes del Gobierno de los Estados Unidos. Por cierto, me llama la atención que mientras los cubanos de a pie y los del gobierno estamos desesperados unos y otros por conectarnos cada día más, y tenemos tanta sed de buscar conocimiento e información en Internet, como confirma Vincenzo, en su tierra natal el 26 % de los hogares, que deben ser más de 15 millones de italianos, no tiene interés en informarse ni en adquirir conocimientos en Internet. ¿Por qué será?
    ¡Ah, noticia de última hora: acabo de conocer de protestas en la cosa oeste de los Estados Unidos por los altos e impagables costos de navegación. Los cientes exigen 6 Mb -lo cual es bueno, sobre todo para los archivos HD-, pero las empresas solo los comercializan a unos 150 USD la hora. Conexión y economía, así va el mundo!

    1. Como bien dices Pedro, soy italiano. Pero en realidad, tras leer muy atentamente tu interesante comento (de hecho ha sido muy interesante leer todos los datos que ofreces), no he logrado entender el vinculo entre lo que afirmas y el post en cuestion. Saludos

  3. A este interesantísimo intercambio de opiniones lamentablemente no tiene acceso gran parte de la población. El “cubano de a pie” sólo tiene que conformarse con el “Granma”. Sólo una minoría privilegiada, como señalan, tenemos la posibilidad de disfrutar de estas confrontaciones, que se producen con el ánimo de hacer conciencia paraavanzar hacia el desarrollo.
    Saludos,
    Lborio

  4. Me resulta un poco desconcertante la actitud de Vincenzo por qué le resulta tan incómoda la petición? La primera vez propuso una petición desde el espacio real a la cubana, personalmente contacté con él para concretarla y no dió respuesta. Ahora resulta que debemos priorizar cuestiones más urgentes. Yo no acostumbro a cuestionar las actitudes ajenas, pero sospecho que es él quien quiere salirse con sus 15 minutos de fama mediática.

    1. Yaima Pardo, yo nunca rechacé tu idea de convertir la petición en algo real y concreto; al contrario acepté muy entusiasmadamente tu idea y hasta contacté con Milena Recio para pedirle su tesis sobre la cuestión de internet en Cuba. Así que por favor evitemos alejarnos tanto de la realidad de los hechos.

      En todo caso, quiero aclarar que este post no tiene absolutamente nada que ver con la petición lanzada en Change.org hace unas semanas. Sobre esta petición he expresado muy claramente y más de una vez mi completo rechazo y mi absoluta crítica en términos de forma y estructura ideológica, al ser esa una petición vacía de cualquier contenido defendible. Y aunque esto también quepa en la humana y personal valoración, quiero reiterar que según mi visión esa petición, como ya he dicho, podría tranquilamente encontrarse en algún libro de historia de ciencias sociales del siglo XIX.

      Sobre el post en cuestión, ya que es de esto que estamos hablando, no creo que haga falta reiterar lo que ya he afirmado decenas de veces en el larguísimo e interesantísimo debate que se ha desarrollado en Facebook. Pero te invito a leer mis comentarios y a entender lo que quise decir; claro está que en todo caso estás completamente libre de discernir de mis visiones. Un abrazo

  5. Yo fui de las personas privilegiadas que, por mi trabajo, tuve acceso a internet desde mi casa en Cuba y segun mi modesta pero muy realista opinion, tener este servicio es vivir amenazado, asustado y con la constante exigencia de que te dieron la conexion para ¨ divulgar la verdad sobre Cuba¨ y para ¨librar la batalla ideologica¨, algo que realmente no tiene sustento ni validez, ya que no se pueden publicar noticias de nada negativo, ni problematico ni critico, todo tiene que ser bueno, cuando en realidad es todo lo contrario. Ahora que ya no vivo en Cuba he conocido lo absolutamente normal, cotidiano, sencillo y al alcance de cualquiera que es tener internet y me recuerdo cuanto tuve que soportar, cuantas amenazas y cuantos sustos tuve que pasar en Cuba para que no me quitaran el famoso privilegio de la conexion a internet. Se que en mi pais hay muchas necesidades basicas que son prioridad del ser humano, pero tambien quisiera que, ese pueblo que tanto soporta y tantas dificultades pasa, tuviera el derecho a conectarse libremente, sin ataduras para que de esa forma, aunque sea, pueda ser mas libre.
    Nota: Para los que me lean mi opinion con animos de criticarla, les quiero aclarar que estoy escribiendola en un tablet que me compre recientemente y por no haberme familiarizado aun con su teclado he omitido las tildes de algunas palabras, pero no es mala ortografia, se bien donde va cada una de ellas. Muchas gracias.

    1. Gracias por pasar por este espacio. Más allá de las posiciones ideológicas que podamos no compartir, considero que esencialmente estamos de acuerdo con el asunto básico de este post: internet es algo sumamente necesario y hay muchas otras cosas que son más urgentes para la ciudadanía cubana. Saludos

  6. Gente no se de que se quejan yo vivo en argentina y aquí recién por estos años pocos tenemos acceso a Internet .Mayoría de los que pueden tener Internet en su casa es gente que paga una empresa que es privatizada , que solo una persona con un buen suelo puede mantener , encima el servicio es malo se abusan de los clientes. si uno pago y en la empresa no entro el pago consideran que no pago y cortan el servicio mandar mal el recibo o hay veces que ni lo mandan etc. cosas que ni se imaginan. Por otro lado el que no tiene un equipo por que son muy caros debe ir a un locutorio o un cyber cafe ya que los precios de las maquinas nuevas son muy caros.
    Aparte pese a campañas del gobierno de regalar computadoras portátiles a los chicos en las escuelas ,en este caso es un plan que esta funcionado muy bien, pero todavía no llega a la totalidad de la población de niños que de manera indirecta a este tema no tienen acceso la educación por ende no tienen ni para comer ni para estudia ni computado ni acceso a Internet. No se dejen engañar por espejitos de colores en Internet no todo es información 1° confiable y 2°que también muchas cosas ilegales : hay prostitución de mujeres niños niñas , trafico de drogas, de órganos ,de personas ,pedofilia, terrorismo, cosas morbosas de todo tipo,asesinos de todas partes del mundo empresas falsas que estafan a la gente. así que les repito no se quejen tanto internet ya les va a llegar ustedes cubanos tienen que estar orgullosos de que sus chicos vallan a la escuela y no a hacer malabares o limpiar vidrios en un semáforo rogando que les den una moneda, no tienen que esperar una eternidad para que los atiendan gratis en un hospital o pagar obscenidades de dinero en una clínica privada, tiene que tener orgullo de no ver gente durmiendo en la calle con 0°c de temperatura de noche. dirán las malas personas que no tendrán democracia ustedes pero de que bale la democracia si todavía no se solucionaron todos los problemas que nombre antes de que vale si hoy asume uno político construye un proyecto y mañana cae otra cara bonita y borra todo con el codo siempre vivimos en un circulo vicios en este modelo en el que vivo hoy es esperanza y pan el año que viene la gente vota y si decide mal es hambre para vario años estamos atados a eso . un consejo no renieguen que les andado mas posibilidades en la vida que a muchos habitantes de esta tierra, dejen al lado el ego y conformen mas y pidan lo que verdadera mente se necesita mas que seguro que van a obtener buenas y mejores respuesta que las que pueden dar en otros lugares del mundo. así que un beso y me encanta esa isla yo estuve un tiempo allí .

Expresa tu opinión en un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s