Mis resoluciones para el 2014


Si me preguntaran cómo calificaría el año 2013 en materia personal, pues diría que exitoso. Si me preguntarán cuál ha sido el proyecto más ambicioso, pues diría que este blog. Aunque su fecha de creación fue el 13 de diciembre del año 2012, el año pasado marcó su despegue o lo que es lo mismo, traducido al contexto del ser humano, el momento en que deja de gatear para dar sus primeros pasos y también sus primeras caídas.

Iniciar esta aventura sigue siendo, hasta este minuto, la locura más loca (valga la redundancia) que jamás se me haya ocurrido. Ya en una ocasión me di a la tarea a contar un poco a contar su historia; aunque hoy, como en aquel momento, sigo pensando lo mismo:

(…) Creo que estaba loco en el momento en que decidí iniciar un blog. Si, pues solo a un loco se le puede ocurrir abrir un espacio donde cualquier persona desde X lugar del mundo te pueda leer, saber qué piensas, conocer tus gustos y odios además de transmitirte tus criterios personales sobre temas extremadamente polémicos.  

A pesar de todo, en mi interior, sigo teniendo la conciencia tranquila de que he  hecho lo que decidí que debía hacer: escribir. Escribir y mostrar a Cuba y el mundo mi visión, so pena de acumular nada de premios y si muchos dolores de cabeza y críticas. Pero soy feliz con lo que hago y parafraseando la necedad de Silvio: “yo me muero como viví”.

¿Insatisfacciones? Diría que muy pocas. Quizás me lamentaría por no haber escrito los post que quería escribir o haber incluso pecado de autocensurar las ganas de debatir, reflexionar y hasta de disentir sobre cosas que ocurrieron el año pasado.

Y ya comenzó el 2014, un año que se presenta lleno de retos y de nuevas aventuras. Un 2014 en el que pondré en marcha planes y decisiones trascendentales, muchas de ellas caldo para futuros post y reflexiones.

¿Deseos? Pues pocos. En realidad mis deseos son siempre para el pueblo cubano, un pueblo que a lo largo de los siglos ha sabido, cual barco en medio de una tempestad, seguir el rumbo hacia la Tierra Prometida. Una Tierra Prometida que no es más que ese país que sea para todos pero en el que participemos todos, esa tierra que se mantenga soberana, independiente y en la cual se junte prosperidad, integración, respeto, convivencia y bienestar social.

¿Compromisos? Pues ser cada día mejor. No solo como bloguero, pues hace rato me he dejado de considerar solamente como eso, sino también como ciudadano, como joven cubano y como ser humano.

Feliz año nuevo para usted lector o lectora. Gracias por la complicidad y por la fidelidad.

Feliz año nuevo Cuba.

Anuncios

2 comentarios en “Mis resoluciones para el 2014

  1. Me da mucha felicidad saber que te has planteado crecer como ciudadano. Cuba necesita de personas que tengan la capacidad de cambiar las cosas desde la legalidad y desde el ejercicio ciudadano.

    Llevo durante unos meses siguiendo tu blog, me encanta mucho esta nueva faceta que estas tomando, con artículos reflexivos, claros y bien enfocados.

    Me encantaría mucho que jóvenes cubanos que yo bien conozco, en vez de dedicarse a lo banal y a lo que en realidad no aporta nada, se dedicarán a escribir y trabajar por cambiar las cosas en nuestro maravilloso caimán caribeño.

    1. Muchísimas gracias Yurisnelda por el comentario. Tengo los mismos deseos de que las cosas en el 2014 sean fructíferas y buenas para Cuba y para todos los cubanos estén donde estén.

      Trabajemos todos para que los cambios lleguen como deben de ser.

Expresa tu opinión en un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s