Entrevista a Newton Briones Montoto (IV): “Más que historiador soy un escritor”


Antonio (Tony) Briones Montoto
Antonio (Tony) Briones Montoto

(Esta es la cuarta parte y final de la entrevista realizada a Newton Briones Montoto, les sugiero leer antes la primera , segunda y tercera parte)

Y.G:  ¿Usted podría hablar un poco de su hermano? ¿Le gusta hablar de su hermano?

N.B: Bueno yo hablo poco de mi hermano por razones de discreción, de ética. No quiero que se piensen que soy alguien que utiliza al hermano. He hablado muy poco de mi hermano. Mi hermano y yo nos llevábamos muy bien pero no me parece ético utilizarlo porque está muerto.

Y.G: ¿Existen artículos sobre su hermano?

N.B: No

Y.G:  ¿Y usted nunca ha tenido la curiosidad de saber o escribir de su padre o de su hermano?

N.B: Bueno de mi padre está, hay en el libro en “Esperanzas y Desilusiones” muchos detalles sobre él. De mi hermano escribir es difícil. Él fue el que llevó a los primeros hombres a Venezuela. Entonces me metería en un conflicto por revelar detalles que no se quieren decir. Empecé un libro que titulé “Las cosas que recuerdo”. Y en las cosas que yo recuerdo hay cosas de mi hermano. Pero dejé de seguir escribiendo el libro.

Y.G:   Su hermano murió en mayo de 1967. ¿Qué edad tenía cuando sucedió?

N.B: Mi hermano tenía un año más que yo. El tenía 27 y yo 26.

Y.G: ¿Conserva fotos de su hermano?

N.B: Claro y cartas, las tengo en los archivos, y ahí en la última carta y hasta está publicada.

Y.G:  Hábleme de su papá, un hombre cercano a la figura de Guiteras y envuelto en Joven Cuba y la revolución de los años 30.

N.B: Mi papá era médico. Otorrino. Su desenvolvimiento económico era bueno, yo no pase hambre.  Mi papá después de los años 30, después de que matan a Guiteras, termina su carrera de medicina.

Y.G: ¿No participa políticamente en los sucesivos gobiernos? ¿Ni a favor ni en contra?

N.B: No. Terminó su carrera en el año 41, cuando yo nací. Siempre recuerdo una frase que decía: “Yo los conocí a todos, Guiteras es el único que merecía mi respeto”. Está explicado en el libro y en algunas de las acciones de Joven Cuba. Después, en el año de 1958 viaja a México a ver a mi hermano que estaba en el campamento de Pedro Miret y este lo invita a ir como médico. Papá le contestó que había tenido muchos exilios y que cuando fueran a salir que le avisaran.

Después del Triunfo de la Revolución era medico de los militares de la aviación. Hasta que murió en el año 81. Tony y yo conocimos en el año 55, México, New York, por último nos ofreció conocer Europa. No pudo ser porque ya estábamos metidos en la lucha. Mi papá tenía casa en Tarará, que después de Varadero, era el lugar más exclusivo de La Habana. Ya estaba involucrado en el movimiento y a la novia de mi hermano la mata una bomba y la policía se mete en mi casa. Entonces mi papá me obliga a irme.

Y.G: ¿Usted nunca pensó en emigrar? ¿Cuándo regreso?

N.B: No. Regreso el 2 de enero de 1959.

Y.G:  ¿Cómo usted se enteró de todo?

N.B: Mi papá me había dicho lo había dicho, también me enteré por la gente del Directorio.

Y.G:  ¿Pero ayudaba al Directorio?

N.B: Si ayudaba al Directorio y al Movimiento 26. La intención era venir en una expedición, pero eso era difícil. El viejo me decía “no te metas en eso te van a matar”. Mi mamá estaba en México, mi mamá y mi papá estaban separados, ella estaba en México. Papá no quería que fuera para México para evitar que viniera, pero sobre todo lo que quería era que me superara porque New York era más desarrollado que México. Todas esas inquietudes eran de mi papá.

Y.G: Me encantaría conocer la forma de trabajo suya.

N.B: Nada más te voy a decir algo por arriba para que te entusiasmes en el tema ¿Tú conoces el programa de ACCESS?

Y.G: Sí, la Base de Datos.

N.B: Yo hice una Base de Datos con toda la información recopilada de todos los libros hechos. De ahí se derivó un programa y que pienso comercializarlo; todo esto está bien pensado. Me costó bastante tiempo para llegar aquí, fueron años de trabajo.

Y.G: ¿Cuántos libros también tiene usted en su biblioteca?

N.B: Más de 2000 libros.

Y.G: ¿Heredados de su padre?

N.B: No, colección mía. Ahora te voy a explicar por encima la Base de Datos. Tú le pides a la Base un nombre ejemplo (Batista) y le aplicas un filtro, hay más de dos mil fichas suyas. Pero tú solo quieres a Batista cuando tenía cinco años y te las da. Después le pides cuando era Militar y así se va decantando, y tú le vas pidiendo etapas de la vida de Batista hasta que vas obteniendo la información que necesitas para la investigación.

Y.G: ¿Cuántos años lleva usted trabajando en la Base de Datos?

N.B: 15 años.

Y.G: Ingenioso.

N.B: No es solo eso es que la Base de datos te da facilidad para encontrar. Le incluí una clasificación. Yo la dividí en varias secciones, ejemplo tú cuando eras niño, eso está clasificado en de 0-5, primaria, secundaria; ya después eres tú mismo pero de trabajador con los trabajos que has realizado; eso me dio la posibilidad de clasificar las personas según las necesitara para escribir sobre su historia, el objetivo es decantar la información.

Y.G: En 15 años la tecnología ha cambiado mucho.

N.B: Esto fue toda una lucha hacia mi ignorancia, primero de cada libro que escribía la información recopilada yo la guardaba; pero ya para General Regreso, el resultado era como todo lo tenía en Word con determinadas indicaciones pero llegó un momento que encontrar el documento me costaba trabajo. Me dije “yo le tengo que buscar una solución a esto”, y alguien me dijo una Base de datos, entonces era aprender cómo trabaja.

Y.G: ¿Cuánto pesa aproximadamente la base de datos?

N.B: Como 500 y pico MB. Entonces como buscaba en Word, en la Base de Datos le aplique lo mismo. Por primera vez busque un informático, era una profesora que daba clase y sabía algo sobre Access y aprendí. Un día me dijo, “Newton hasta aquí puedo a llegar, porque de aquí en adelante yo no sé más”. Es como si me hubiera dado clases hasta 6to grado. Tenía que seguir porque para que eso diera resultado tenía que llevarlo hasta el final, entonces eso fue todo el tiempo trabajando.

Y.G: ¿Cuándo usted decide comenzar a escribir?

N.B: No, ya lo de escribir empieza trabajando, después me retiran con 50 años.

Y.G:  ¿Antes de usted retirarse ya tenía algo?

N.B: Cuando me retiro ya tenía Aquella Decisión Callada.

Y.G:  ¿Ya tenía computadora?

N.B: En el año 89, ya yo tenía una computadora, aprendí por mi solo. Cuando Access fue que acudí a alguien.

Y.G:  Primera persona de su edad que me dice, así, que aprendió solo a andar en una PC.

N.B: Esto es algo que está contado por Ciro Bianchi en una de sus crónicas. Estando en España fui al Corté Ingles. Allí había algunos hombres te digo 3 o cuatro que estaban allí viendo una computadora, en el año 85 por esa fecha. Entonces me acerco a ver aquello y era un teclado que tenía 10 bit, algo de eso, y el monitor, un televisor. Cuando yo vi aquello, rápidamente dije esto: “sirve para dos cosas, para tener siempre una hoja en blanco y para la memoria”. Porque lo que tu escribas, aunque sea ciencia ficción, tú tienes que recopilar información. No es del aire de donde sale la información, tú tienes que recoger información. Tú no retienes toda esa masa, la memoria es falible, tienes que meter eso en algún lugar. Tú tienes que hacer fichas, con datos, para poder escribir. Por cierto, hice unas fichas de papel para algo que quería escribir, esto lo hice en Nicaragua en los dos años que estuve allí.

DSCF2642Y.G:  ¿Ese fue el inicio de su Base de datos?

N.B: Si

Y.G:  ¿Estas fichas cuantos años tienen?

N.B: Son del año 85 o 86

Y.G:  ¿Las tarjetas las hizo en el 85-86?

N.B: Entonces ya yo vi la computadora en España. No fue hasta el año 88 que yo tuve la primera computadora. Llegó un momento que también tuve desesperación, porque no fue hasta Access y hasta que tuve la profesora que empecé a mejorar

Y.G: Usted me dijo que aquí tiene más de 2000, ¿puede decirme cual es el libro que con más pasión se ha leído?

N.B: No te lo puedo decir, yo he leído mucho, no tengo preferencia. Bueno, libros de Estefan Zweig, varios, yo leía prácticamente de todo. Creo que la lectura viene de la familia. Mi papá era médico y mi abuelo español y discutían y hablaban de todo. Oía eso de niño, aunque no lo entendía, y las conversaciones que no eran discusiones de mi padre, que tenía una gran lógica, sin saberlo me metió en ese mundo.

Y.G ¿Eran comunistas?

N.B: Si, mis tíos y mis abuelos, todos eran comunistas.

Y.G: ¿Su papá era el único que iba en contra?

N.B: Mi abuelo se llamaba Artemio. Y mi papá le decía: Artemio no puedo aceptar que hayan fusilado al Buró Político de la URSS, eso no puede ser.

Y.G: ¿Usted oía eso?

N.B: Sí, pero yo no entendía eso la verdad. Pero eso se convirtió en la maquina impulsora para yo tratar de entender, leyendo una revista, un periódico, un libro y tratar de buscar la información y solución a algunas cosas. Esa fue la semilla que arranco en mí.

Y.G: ¿Qué edad tendría usted cuando escuchó esa charla de su padre con su abuelo?

N.B: Cinco, siete años más o menos.

Y.G: De cinco años tendría usted la curiosidad de saber que era

N.B: No. De cinco o seis años yo oía esas conversaciones. Quizás fue eso lo que me despertó la curiosidad de saber. Fue a los nueve o diez años que yo me leí el primer libro de Estefan Zweig, tendría que buscar el nombre de cómo se llamaba. Tú sabes que esto es como una carrera de relevo, terminas una cosa y quieres seguir buscando otra.

Y.G : De los pensadores y escritores que usted ha leído, ¿cual le gusta más?

N.B: Carlos Marx.

Y.G: ¿Le gusta leer Carlos Marx?

N.B: Más que leer sobre todo me pasa una cosa con Carlos Mark, su lógica es tan aplastante y no es fácil leerse sus libros. Después saber que ese hombre lo sacrificó todo en su vida. Ahora está entre los libros más vendidos (El Capital), ya que el libro era de economía pero aproximarse a ese tema es excepcional.

Y.G: ¿Recuerda cuando leyó El Capital por primera vez?

N.B: En la Universidad.

Y.G: Año 1960, ¿no?

N.B: Exacto.

Y.G: ¿Ese fue el primer megalibro que usted se leyó?

N.B: No que va, yo leí mucho antes literatura marxista. Pero cuando tú me preguntas libro de algún pensador, Nicolás Maquiavelo.

Y.G:  ¿Porque quiso ser historiador? ¿Fueron condiciones o algo más?

N.B: Más que condiciones fueron las ganas de hacer historia. Más que historiador soy un escritor. Yo podía haber sido médico como fue mi padre.

Y.G: ¿Entonces usted si no hubiera sido historiador habría sido médico?

N.B: No, si por lo primero que yo opté fue por una beca de medicina.

Y.G:  ¿No se la dieron?

N.B: Me la dieron pero entonces ya a esa altura tenía 20 años. Entonces había ya un problema de logística, ya yo estaba acostumbrado a trabajar, entonces allí mismo opté por trabajar.

Y.G:  ¿Usted trabajaba y estudiaba? ¿En donde empezó a trabajar?

N.B: En el Ministerio del Interior.

Y.G: ¿Cuántos años estuvo trabajando en el MININT?

N.B: 28 años

Y.G:  Usted está casado y tiene hijos y nietos. ¿De su generación hay alguien que le guste escribir?

N.B: No. Una hija es un poco creativa es pintora, pinta y otras cosas que hace. Tengo 2 hijos en Miami, uno es algo alocado, y el otro es económicamente alguien exitoso.

Y.G:  ¿Sus nietos son pequeños?

N.B: Si son pequeños.

Y.G:  ¿Y no hay ninguno que tenga la curiosidad?

N.B: No y mira que se lo he dicho y he tratado de hacerlo crearles el método e intensificar a la gente a la curiosidad. Con este hijo que yo tengo, el alocado, cuando era chiquito su mamá murió en un accidente y él se crio con los abuelos. Ellos, por aquello que yo no sé los fuera a quitar, crearon una cosa que yo no sé si tiene que ver con sus características. Las cosas que hice con él, y me dió resultado, fue la música clásica y entonces así de domingo en domingo la iba oyendo. Y un día me dijo ¿porque no pones un Concierto de Chakosqui?

Y.G: ¿Usted tiene alguien aquí que lo ayude?

N.B: Sí, tengo una compañera que me pasa cosas aquí. Me ayuda en todo esto en la cosa de escanear, escribir o transcribir, vamos al Instituto de Historia nos llevamos el escáner, en eso es en lo que me ayuda.

Y.G:  ¿Cuál es su máximo entretenimiento? ¿Televisión, cine?

N.B: Ver televisión, ver película, pero de las pocas que he visto más de 5 veces es Escape de Alcatraz. Me llama mucho la atención la cosa de la dramaturgia, como está enlazado.

Y.G: ¿Cuándo era joven que tipo de películas veía?

N.B: Las películas del oeste.

Y.G:  ¿Las artistas que le gustaban?

N.B: Elizabeth Taylor, tenía unos ojos preciosos.

Y.G: ¿Cómo empieza un día normal de Newton?

N.B: Yo me levanto a las 5:30 am todos los días, y trabajo hasta las 12:00 pm. Me acuesto un rato y a las 2:30 pm sigo hasta las 5:00 pm. De noche no trabajo porque la cabeza se me queda dando vueltas y entonces no duermo con la profundidad que necesito. Por esa razón, nada más, no trabajo de noche.

Y.G:  ¿Le gusta cocinar?

N.B: No

Y.G:  No cocinar, ¿pero le gusta comer?

N.B: Comer sí (Risas)

Y.G:  ¿Qué más le gusta hacer?

N.B: Hacer deporte.

Y.G:  ¿Cuál deporte?

N.B: Juego tenis. De un tiempo atrás me empezaron a doler las rodillas, camino y corro. Tengo una disciplina con eso porque después llego y me siento delante de la máquina.

Y.G:  ¿Y así es la vida suya?

N.B: No fumo.

Y.G: No fuma, ¿nunca ha fumado?

N.B: No, aunque hubo una época que sí, pero eso es un atentado a la salud. Tampoco tomo y si tomo es una cerveza o un trago con los amigos. No soy de ir y tomarme una botella. Mi papá no tomaba y ahí es donde radica el aprendizaje. Solo una vez vi a mi papá tomarse una cerveza. En general no tomaba. Era persuasivo con los gustos y en los criterios políticos. No dejaba que tomáramos refresco eso lo vinimos hacer a los 20 años. Todo eso que se habla de la grasa, la sal, de comer vegetales, se convirtió en algo presente.

Y.G: ¿Cuál es su frase favorita?

N.B: “La Lucha”. A Carlos Marx le hicieron un cuestionario y él respondió: La vida es lucha.

Y.G: ¿Entonces esa es su frase favorita La vida es lucha?

N.B: Si.

Anuncios

2 comentarios en “Entrevista a Newton Briones Montoto (IV): “Más que historiador soy un escritor”

  1. Me gustaría mucho saber cómo encontrar un libro de Newton Briones. Hace dos años pude leer Acción Directa y leer esta entrevista ha sido una oportunidad para volver a interesarme por su obra.

Expresa tu opinión en un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s