Venezuela electoral: los 262 mil que salvaron la Revolución (II y final)


Profunda autocrítica nos obligan estos resultados, es contradictorio que sectores del Pueblo pobre voten por sus explotadores de siempre

Diosdado Cabello, presidente de la Asamblea Nacional Venezuela[1]

mapa-elecciones-venezuela-2013La República Bolivariana de Venezuela es una república federal compuesta por 24 estados, cada uno con características diferentes, pero unidos bajo la bandera tricolor. El mapa electoral de los pasados comicios del 14 de abril muestra el choque evidente entre el rojo y el azul. Los resultados finales expusieron una cerrada diferencia de votos entre ambos candidatos, donde Nicolás Maduro alcanzó el apoyo del 50,75% del electorado mientras Henrique Capriles el 48,98% [2]. Una pequeña diferencia de 1.77 puntos separa a ambos candidatos, siendo decisivo el voto de 262 mil venezolanos que defendieron con su voto la continuidad de 14 años de historia.

En los comicios del 7 de octubre de 2012, el fallecido presidente venezolano Hugo Chávez derrotó a Capriles por más de 10 puntos [3]. En aquella ocasión el dominio del bando rojo fue decisivo y abrumador. De los 23 estados, solo dos (Mérida y Táchira) fueron ganados por Capriles, quien incluso perdió en aquella ocasión en el Estado Miranda, del cual es gobernador. Siete meses después, de los 23, 16 fueron a manos del PSUV y sus aliados.

marcha-capriles-venezuela-6
“Obviamente el capitalismo y quien electoralmente lo representó esta vez, Henrique Capriles disfrutan allí de simpatías y tienen espacio, cosa que explica los votos obtenidos”. Jorge Gómez Barata

Mirándolo desde arriba, lo anterior no parece indicar el por qué del crecimiento de votos en manos de los opositores.  Pero si analizamos con profundidad el mapa electoral notaremos que de los ocho estados obtenidos por el bando de Capriles: seis están dentro de los diez estados más populosos de Venezuela (Zulia, Miranda, Lara, Anzoátegui, Bolívar y Táchira) [4]. En los restante cuatro estados populosos, ganados estos por Maduro, la diferencia fue estrecha en el Distrito Capital, Carabobo y Monagas. Dichos elementos argumentan el avance del bando opositor en más de 840 mil votos con respecto al resultado de octubre y lo cerrado que culminó la carrera electoral.

Pero, ¿qué factores determinaron el notable aumento experimentado por la derecha?

El economista y periodista argentino Atilio Borón en su artículo: Maduro: una victoria necesaria [5], definió magistralmente los factores determinantes.

Venezuela transitó desde la aparición de la enfermedad de Chávez (8 de Junio de 2011) por un período en donde las energías gubernamentales estuvieron en gran medida dirigidas a enfrentar los inéditos desafíos que tal situación planteaba para un experimento político signado por el desbordante activismo del líder bolivariano y por el hiper presidencialismo del régimen político construido desde 1998. (…) el desconcierto que emanaba de la forzada inactividad de Chávez impactó fuertemente en la gestión de la cosa pública, con el consecuente agravamiento de problemas ya existentes, tales como la inflación, la estampida del dólar, la paralizante burocratización y la inseguridad ciudadana, para no mencionar sino algunos.

Problemas, no está demás recordarlo, a los que se había referido más de una vez el propio Chávez y para enfrentar los cuales había planteado la necesidad del “golpe de timón” anunciado en el primer Consejo de Ministros del nuevo ciclo iniciado luego de la victoria del 7 de Octubre del 2012, durante el cual el líder bolivariano hizo un fuerte llamado a la crítica y la autocrítica, exigiendo a sus colaboradores mejorar radicalmente la eficiencia de ministerios y agencias, fortalecer el poder comunal y desarrollar un sistema nacional de medios públicos como ineludibles prerrequisitos de la construcción del socialismo.

Pero junto a estos problemas de la gestión estatal hubo otros factores que también contribuyeron a la creación de un malestar social y un malhumor público: la derecha y el imperialismo trabajaron activamente, como lo hicieran en el Chile de Salvador Allende, para sabotear el funcionamiento de la economía y exasperar el ánimo de la población mediante el metódico desabastecimiento de productos esenciales, los cortes de energía eléctrica, la sospechosa actividad de grupos de paramilitares sembrando el terror en los barrios populares y la persistente campaña de denuncias y agravios en contra de Maduro vehiculizadas y agigantadas por su enorme gravitación en el manejo de los medios de comunicación de masas, facilitando así la deserción de un numeroso contingente de votantes.

violeta-chamorro
El costo de la elección de Violeta Chamorro en 1990, determinó que Nicaragua se sumiera en un sueño neoliberal de más de 17 años.

La suma de varios errores de gestión de gobierno unida a la campaña de terror y malestar impulsada por sectores opositores determinó hace algunos años la derrota de la izquierda en América Latina. En 1990, el gobierno sandinista de Daniel Ortega fue derrotado en las urnas frente a un bando opositor representado por una Violeta Chamorro de discurso conciliador y lleno de cantos de sirenas. El costo de esa decisión electoral determinó que la nación centroamericana se sumiera en un sueño neoliberal de más de 17 años, del cual despertó gracias al triunfo del bando sandinista con Ortega al frente.

¿Está en peligro la Revolución Bolivariana?

Cuando se intenta construir un país sobre la base del ideario de izquierda, en contraposición con los intereses y visiones neoliberales, el peligro siempre estará al acecho. La clave está en resolver los problemas inherentes a todo proceso político en construcción, y más en Venezuela, un país donde predomina un sector que preserva el control de los medios de comunicación, de las grandes empresas y negocios comerciales así como cuenta con una maquinaria electoral potente y efectiva.

Borón definió el reto:

Es innegable que tiene ante sí una sociedad partida al medio, donde la derecha por primera vez demuestra tener la capacidad para encuadrar y movilizar, al menos en el día de las elecciones, al 50 por ciento del electorado. Recuperar el predominio en ese terreno no es imposible, pero dependerá menos de la radicalidad de los discursos del oficialismo que de la profundidad y eficiencia de las políticas concretas que adopte Miraflores; dependerá, en suma, de la calidad de la gestión gubernamental para enfrentar los principales problemas que agobian a la población [5].

El reto de Maduro comienza ahora mismo. Es el “ahora o nunca” de la Revolución bolivariana…

Fuentes:

[1]  https://twitter.com/dcabellor/status/323651624071479296

[2] http://www.eluniversal.com/nacional-y-politica/elecciones-2013/130411/mapa-de-resultados-electorales

[3] Resultados elecciones presidenciales 2012, Consejo Nacional Electoral (Venezuela)

[4] http://es.wikipedia.org/wiki/Organizaci%C3%B3n_territorial_de_Venezuela

[5] http://www.cubadebate.cu/especiales/2013/04/16/maduro-una-victoria-necesaria/

Anuncios

Un comentario en “Venezuela electoral: los 262 mil que salvaron la Revolución (II y final)

  1. Excelente forma de cerrar este paquete de artículos, muy bueno. Confiamos en que Venezuela no deje morir los sueños de Bolívar y Chávez.

Expresa tu opinión en un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s