Venezuela electoral: los 262 mil que salvaron la Revolución (I)


(Domingo 14 de abril, 11 de la noche)

Fue un noche larga. La espera impaciente y el suspenso de varias horas me habían pasado factura. A lo largo de todo el día, Telesur fue la forma más efectiva y útil de poder saber que estaba pasando.

Una demora de par de horas en emitir el resultado aumentaba mis temores y miedos. Confiaba en la victoria, en la madurez de la democracia venezolana y la convicción de los venezolanos de la importancia del voto en aquella jornada. Ni siquiera la impaciencia que sentí aquel 7 de octubre del año pasado se puede comparar con los miedos de aquella noche. Ya no estaba el gigante Chávez, aquel que venció en las urnas en 16 ocasiones gracias a su carisma, popularidad, dedicación y amor infinito hacia su pueblo. Aunque Maduro no es para nada un advenedizo o desconocido en la arena política venezolana, una campaña electoral tan corta e intensa, con el dolor de la muerte de Chávez aún fresco y latente, convertía a los comicios de aquel 14 de abril en una prueba decisiva para la continuidad de un modelo de país, del sueño de Chávez, de la esperanza del “Por ahora”.

Aproximadamente a las 11 y 47 de la noche, un mensaje vía SMS hizo retumbar mi celular. Conocía bien el número, días anteriores habíamos pactado establecer un mecanismo que me permitiera saber a tiempo real los resultados de la elección. Era Gerardo, un amigo venezolano, residente en Barquisimeto, que conocí cuando trabajaba en la industria sideromécanica cubana. Tomé  el teléfono y me dispuse a leer el mensaje:

Ganó Maduro. Gracias a Dios. Nos salvamos por un pelo… 262 mil votos salvaron la Revolución!!!

262 mil venezolanos marcaron la diferencia
262 mil venezolanos marcaron la diferencia

No supe si ponerme contento o si suspirar aliviado. Sentí una mezcla de preocupación,  alivio y felicidad que en muy pocas ocasiones he sentido.

Sintonicé TeleSur. Estaba hablando Maduro. Con la voz entrecortada y casi dañada tras semanas de intensa campaña y múltiples intervenciones públicas, hablaba de la victoria, de la promesa cumplida y la necesidad de seguir construyendo un país. Sus seguidores le demostraban la confianza en el resultado y su convicción de acompañarlo en la titánica tarea de entrar en una nueva etapa de la Revolución bolivariana, una etapa sin Chávez, un chavismo sin Chávez físicamente, pero guiados por el Plan de Gobierno que el propio líder presentara hace siete meses.

Quise escuchar a Capriles. A pesar de no coincidir con sus planteamientos, ideas y su visión de Venezuela, siempre me ha gustado escuchar la versión de ambos lados. No podemos vivir confiados de que existe un solo bando. Aunque no se aplica al contexto venezolano, creo que la oposición (siempre y cuando actué sin violencia y sin injerencia externa), es un mecanismo que ayuda a equilibrar la balanza política y en muchos países ha sido determinante para que nunca se abandone el compromiso más que con un sector político, con un país entero.

Telesur emitía las palabras del general Wilmer Barrientos, jefe del Comando Estratégico Operacional de la Fuerza Armada Nacional Bolivariana, abajo, comenzaba a hablar Capriles. De inmediato, cuando el general Barrientos culminaba su intervención y se disponían a transferir audio y video a las palabras de Capriles, la transmisión de Telesur en Cuba cesó. Se acabó  la cobertura para la ínsula caribeña.

Al otro día, las noticias sobre Capriles no me sorprendieron en lo más mínimo. Desde el mismo momento en que supe lo cerrada que culminó la elección, pude vaticinar el próximo movimiento de Capriles y la MUD. Desconocer la derrota y llamar a conteo de los votos al 100%.

El 14 de abril (según datos del Consejo Nacional Electoral)  ganó Nicolás Maduro, el PSUV y la continuidad del proyecto de Venezuela que comenzó Hugo Chávez, de eso no hay ninguna duda. Con un índice de participación de un 78.1% de asistencia, 4 puntos menos que la cantidad de votantes que acudió a votar en octubre pasado, Maduro alcanzó la presidencia venezolana para los próximos seis años con el favor de 7 millones 559 mil 349 venezolanos, mientras que Capriles 7 millones 296 mil 876.  “Pegadito, pegadito”, sentenció mi mamá una vez escuchó los resultados. Ella no se equivoca, a pesar de simpatizar con las aspiraciones y deseos del movimiento bolivariano-chavista, hay una verdad que no se puede negar: 262 mil 473 venezolanos decidieron el destino de Venezuela y de la Revolución Bolivariana. Fue una victoria, pero por solo 262 mil votos pudo haber echado atrás 14 años de la historia venezolana.

Pero, ¿por qué tan poca diferencia en los votos? ¿Qué motivó el crecimiento de votos opositores? ¿Está en peligro la Revolución Bolivariana? Las respuestas en una segunda parte…

Anuncios

2 comentarios en “Venezuela electoral: los 262 mil que salvaron la Revolución (I)

    1. Obrigado gostou do artigo. Sei que muitos estavam atentos para aguardar os resultados das eleições na Venezuela. Foi uma vitória apertada e complexa. Obrigado por ler o meu blog e para comentar. Saudações

Expresa tu opinión en un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s