El pueblo vs Víctor Mesa


Por: El Colimador Cuba

64365_519210441453408_154257460_nHace exactamente un año publiqué una entrada en el blog de Ecured sobre la conducta bochornosa de Víctor Mesa al agredir al árbitro Omar Peralta durante un juego entre Matanzas e Isla de la Juventud, en el que, además, desafió impúnemente a los miembros de la DNB presentes en el terreno. Entonces Víctor no era todavía Director del team Cuba, pero sí era lo que era como persona y como atleta: una vergüenza.

Y como ayer en el Latino demostró que sigue siendo lo mismo, no vale la pena perder tiempo en dedicarle letras nuevas. Aquí les comparto lo que antes dije y sigo pensando:

No podemos de ningún modo ni aficionados, ni atletas, ni periodistas, ni comisionados contribuir a que en cualquier estadio de Cuba y por lo más mínimo el público en pleno le grite HIJO E PUTA a cualquiera de nuestros oficiantes, porque recién vi a un niño llorar porque su padre era el árbitro en uno de esos encuentros.

Comentario de un aficionado en Cubadebate

He seguido con mucho interés los sucesos de los últimos días relacionados con la grave indisciplina cometida por el manager de Matanzas, Víctor Mesa, durante un juego contra Isla de la Juventud en el Cristóbal Labra. Durante una discusión con el árbitro de primera base Omar Peralta, Víctor lo agredió con palabras, para luego tomar tierra y lanzársela a la cara. Concluyó el manager de Matanzas su deplorable actuación negándose a abandonar el terreno de juego en franco desafío a los colegiados actuantes.

Obligada por las circunstancias la Dirección Nacional de Béisbol (DNB) cometió, según mi consideración, el primer gran desatino de una saga de eventos desafortunados: Anunció que se reuniría para “decidir” la sanción que debía imponérsele a Víctor luego de su deleznable actuación. Digo que este anuncio se trató de un desatino, pues dejó “para después” lo que debió haber sido castigado con carácter inmediato y ejemplarizante con la suspensión indefinida del agresor y sólo reunirse luego para fijar la duración de la sanción.

Pero lo peor estaría aún por venir cuando se anunció el dictamen de la susodicha Dirección Nacional de Béisbol:

Dictamen del Análisis de la Indisciplina ocurrida en el juego 627 celebrado en la Isla de la Juventud entre el Equipo Isla de la Juventud y Matanzas, el día 21 de Marzo de 2012.

Después de escuchar todos los criterios emitidos y valorar la infracción cometida, las circunstancias concurrentes en los hechos ocurridos, la historia deportiva del infractor y que no existieron consecuencias agravantes posteriores, se propone:

Suspender temporalmente de continuar participando en la 51 Serie Nacional de Beisbol al director del Equipo Matanzas Víctor Mesa Martínez, por espacio cinco (5) juegos, a partir del día 27 de marzo de 2012 que incluye los dos (2) juegos restantes frente al equipo de Villa Clara y los tres (3) correspondientes a la subserie con el equipo de Ciego de Ávila. (Reg. Discip. Capítulo III, articulo 4, inciso b)

Aplicar una amonestación pública al director del Equipo Matanzas Víctor Mesa Martínez. (Reg. Discip. Capítulo III, artículo 4, inciso a)

Dado en la Dirección Nacional de Beisbol, La Habana, a los 26 días del mes de Marzo del 2012

Una sanción ridícula, ¡Unas vacaciones de cinco juegos suspendidos, una “amonestación pública” y a acabar de nuevo con la quinta y con los mangos Don Víctor Mesa! Y, de paso, al inodoro la disciplina deportiva y la oportunidad de aplicar un castigo ejemplarizante que desterrase de una vez por todas la agresión constante a la que se ven sometidos los árbitros en Cuba por peloteros, técnicos y público. Muy educativa esta “medida”, por llamarle de alguna forma. Con ella los que deben velar por la disciplina sólo le han dado un espaldarazo a lo mal hecho y a la payasería desbordada de algunos que si fueron grandes en el pasado hoy borran con su actuación diaria todo lo que de bueno hicieron antes.

¿Cómo se deben sentir Omar Peralta y su familia luego de la decisión de la DNB? ¿Por qué no entrevistan a los árbitros sobre su parecer con respecto a este asunto? ¿Por qué la DNB actúa con semejante blandenguería, cuando a todas luces es evidente que se equivoca ridículamente? ¿Se les está dando un espaldarazo a los managers y peloteros para que hagan lo que les dé la gana? ¿Es un llamado a la violencia dentro del juego de pelota en Cuba?, a fin de cuentas tirarle tierra a la cara a un árbitro sólo cuesta cinco juegos según el dictamen de la todopoderosa DNB de Cuba (siempre y cuando seas una gloria deportiva, sino habría que ver).

Mas, ¿Qué opina el pueblo cubano – ese eterno inconsultado de todo lo importante – del caso? Como es habitual la prensa nacional y la televisión no han dicho ni J, y dudo que lo hagan. Es como si no existiera, o no fuera importante el tema, o de interés general. Después, con un fariseísmo que espanta, invitan a Luis César Valdés a “Al duro y sin guante” y se erigen Rodolfo y compañía en defensores del arbitraje.

Sólo en la web 2.0, en Cubadete específicamente, el tema ha explotado como una supernova, casi 400 comentarios en dos entradas relativas al tema, la del dictamen de la Comisión que en un lenguaje escolástico y confuso no aclara nada y deja todo en el aire empleando términos como “propone” en vez de “decide”, de forma tal que todavía hoy no sé a ciencia cierta si la medida está a nivel de propuesta o de aplicación, pero bueno, así han sido y serán siempre; y otra, un artículo de Michel Contreras, de lo peor que ha escrito, en el cual luego de lavarse las manos diciendo que está en contra de cualquier manifestación de indisciplina y bla, bla, bla… termina justificando a Víctor Mesa y echándole la culpa al arbitraje, algo así como que la culpa del asesinato es del muerto y no del asesino.

Pero, regresando a la pregunta de qué opina el pueblo del tema y tomando como matriz de opinión los 399 comentarios de Cubadebate publicados hasta el 27 de marzo a las 9:00 de la noche se pueden apreciar los siguientes resultados, sobre un total de 351 cometarios válidos (eliminando repeticiones, conversaciones, respuestas e intervenciones ajenas al tema).

  • 171 personas, el 48 % de los que opinaron manifestó que la sanción que se le aplicó al manager de Matanzas fue demasiado leve y que merecía una mucho más fuerte. Las propuestas de los aficionados oscilaron entre la suspensión por la presente Serie Nacional hasta la suspensión de por vida.
  • 109 personas, el 31 %, ofrecieron comentarios ambiguos que no abordaban el tema principal – la actuación de Víctor Mesa – marchando por las ramas a criticar o comentar la actuación del arbitraje, de la DNB y del béisbol cubano en general.
  • 43 personas, el 12 %, manifestaron necesitar más información para formarse una opinión objetiva, criticando de paso, la mayor parte de las veces en forma agria, a la prensa por lo sesgado del carácter de la información que se les ofrece a los aficionados. Estos comentarios casi desaparecieron luego del artículo de Michel que ofrece más información de los hechos acontecidos en la Isla de la Juventud.
  • 23 personas, el 6 %, opinaron que, aunque Víctor Mesa actuó de forma incorrecta y cometió una indisciplina grave pero que la sanción tomada por la DNB fue la adecuada.
  • 5 personas, poco más del 1 % de la muestra, opinaron que Víctor Mesa actuó con justicia al agredir a Omar Peralta.

Del análisis de los datos anteriores surgen algunas cuestiones muy interesantes. En primer lugar está el hecho de la falta de correspondencia entre el dictamen de la DNB y el sentir de la opinión pública y la masa de aficionados, pues su decisión es apenas apoyada por el 6 % de los que opinaron en Cubadebate. Lo anterior tiene que necesariamente mellar el prestigio de la institución, que una vez más y esta vez con toda razón, es percibida por el pueblo como divorciada de los intereses mayoritarios de la afición.

Después destaca la repulsa mayoritaria que ha levantado en los aficionados la actuación de Víctor. Es curioso que con ser el cubano como regla general “antiampaya” se haya levantado casi como un todo contra lo que evidentemente es un abuso de un hombre que se ve respaldado por un equipo a sus espaldas – y ahora casi por la DNB que lo sanciona con una semana de vacaciones – contra un árbitro que sólo cuenta con el respaldo de su autoridad moral en el terreno de juego, y ahora ya ni eso. Y es que para todos se va haciendo evidente después de este incidente que este “show man” de Víctor Mesa carece de condiciones morales (que técnicas le sobran) para dirigir el equipo de la cuatro letras, y algunos hasta han comenzado a cuestionarse el costo de que dirija en la misma Serie Nacional. Por lo pronto, y es lo que tal vez el mismo Víctor no perciba, con ese puñado de tierra que arrojó a los ojos de Omar Peralta sólo logró enterrarse él mismo.

Y finalmente, pero no menos importante, salta a la vista el tema de la carencia de información y de espacios para debatir temas de interés. Algunos “roscaizquierda” insinuarán seguramente que este es un tema periférico, falto de interés y hasta amarillista, que no debe ocupar espacio en la prensa nacional, casi siempre – o siempre – ocupada en temas más importantes; pero ojo ¡Casi 400 comentarios en dos entradas! Rara vez se ve un interés igual en alguna noticia. Y es, que más allá de lo puntual de la agresión y de que el béisbol en Cuba es pasión, idiosincrasia y nación, el asunto que se discute está íntimamente relacionado con la grave crisis de valores que afecta a la sociedad cubana y debería ser enfrentado con valor, saliéndole al paso con debate sano, horizontal y revolucionario, y no con sanciones bizantinas más propias de una obra bufa que de los que llevan en sus manos la dirección del béisbol en nuestro país.

Para concluir, dejarlos con una selección comentarios publicados en Cubadebate (respetando la ortografía y redacción original). Hay desde muestras indignación ante lo que a los ojos de la opinión pública parece un tongo de la DNB, hasta pinceladas del más exquisito sarcasmo:

  • Ofensas = 1 juego de sanción, Tirar tierra = 5 juegos de sanción, A cuànto està el batazo???
  • Que cosa ? jejejeje ! Tremendo circo el nuestro ! El titulo pesa mas que las sanciones (y por que dos ?) Na, el cubaneo de siempre, que si falta en la Pelota, esta no seria el Deporte Nacional.
  • SI NO LO HACÍA NO ERA VÍCTOR MESA, MUCHO HABÍA DEMORADO.
  • fueron muy benevolentes… lo mínimo que se merecía era no dirigir más en esta serie… managers, ya saben: si le tiran tierra a un árbitro es 5 juegos de sanción nada más!…
  • La amonestacion publica, suena a critica constructiva, asi que Victor siguelo haciendo como hasta ahora, que tu historia seguira pesando, para tan justa decisiones…
  • La “sanción” impuesta a Víctor Mesa no es sino una patente de corso para que siga faltándole el respeto a la afición y al béisbol cubano.
  • ¿¿¿¿DE CUANTOS JUEGOS ES LA SANCIÓN SI UN PELOTERO DE MATANZAS LANZA TIERRA EN LOS OJOS A VICTOR MESA???? POBRE BEIBOL NUESTRO DE CADA DÍA
  • LA IMPUNIDAD NOS CUESTA CARO Y LA BLANDENGUERÍA TAMBIEN.
  • “el Loco” sigue suelto, y mientras se lo permitan seguirán empañando aún más la maltrecha Serie Nacional. Arbitros cuídensen que nadie los apoya…pronto habrá bates partiendo cabezas, a este paso que vamos
  • En mi opinión la Comisión Nacional no tuvo energía para aplicar una medida ejemplarizante, una buena medida pudo haber sido la suspensión por el resto de la serie y así la CN e Higinio Vélez hubiera ganado un poco credibilidad,
  • Este país ha criado a todos sus hijos sobre la base del respeto, la ética y la moral, un país en que la ley primera es el “culto de los cubanos a la dignidad plena del hombre”. ¿Ha respetado este señor la dignidad del árbitro, como ser humano al fin que es?
  • Considero que la sanción de 5 juegos es irrisoria ante la indisciplina que cometió, que por demás fue considerada por la propia CNB como grave. Si esa es la sanción para una indisciplina grave, me imagino que para una leve estén previendo una semana en Varadero.
  • Cada vez estoy más convencido de que al dejar de seguir el béisbol no me he perdido absolutamente nada.
  • Que los árbitros se hagan de una buena armadura de titanio para lo que resta de la serie y las por venir, primero fueron palabras feas, luego arena y en un futuro pedazos de concreto o un trozo de majagua.
  • Había que habérsela aplicado duro, para que de paso fuese ejemplarizante o esto se va a volver un verdadero relajo…
  • La medida aplicada a Victor Mesa diera risa sino fuera por la gravedad de la indisciplina cometida,
  • bueno ahí tienen, 5 jueguitos y a seguir con la payasería, lo único que espero es no verlo nunca al frente del equipo de todos, el de las 4 letras, díganme ustedes un espectáculo com,o ese con tierra o sin tierra en un evento internacional…., por favor
  • Michel, mire que no me pierdo uno de sus articulos, creo es un cronista mayor, pero esta vez, prefiero no haberlo leido, da pena, ahora los culpables son los arbitros, NNNNNOOOOOOOOOOOO.*POR ESO ESTAMOS COMO ESTAMOS.
  • Bueno…buenoo..algo hemos adelntado. Ya sabemos que un puñado de tierra en la cara de un árbitro cuesta cinco juegos.

Tomado del Blog El Colimador

Anuncios

Un comentario en “El pueblo vs Víctor Mesa

  1. hubiera sido mejor poner un paredón de fusilamiento y fulilarlo? o sacar una guillotina o algo así? Vamos señores, Victor Mesa no es una verguenza. Es el mejor director de beisbol en Cuba en la actualidad. Tiene mal carácter, pero no se puede eliminar de nuestras series nacionales que ya tienen bastantes problemas como para estar perdiendo a nuestro talento.

Expresa tu opinión en un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s