High Level


DSCF2138

Gajes del oficio me permitieron visitar este martes el Palacio de las Convenciones. En medio de una pertinaz lluvia que en la mañana ahogó literalmente a La Habana y su gente, la majestuosidad y misterio del complejo me recibió aproximadamente a las 10 y 25 AM. Una vez entré, medio empapado y preocupado por llegar tarde, me recibió el reluciente y activo lobby del Hotel Palco. Mientras iba casi de memoria hacia la sala en la que tenía lugar el evento en que participaría, recordaba la primera vez que pisé el complejo. Era yo un niño prácticamente cuando de conjunto con cientos de delegados e invitados de todo el país, participé en el III Congreso de la OPJM, era el lejano 2001, cuanto tiempo ha pasado, cuantas cosas han cambiado. Recuerdo como de conjunto con los muchachos de la capital jugaba en aquellos largos pasillos, dándoles fuertes dolores de cabeza a quienes nos atendían. Pero lo que más remembroy nunca olvido, fue el momento en que entramos por primera vez a la Sala 1, quizás el lugar que los cubanos más conocemos y asociamos directamente al Palacio de las Convenciones.

Ubicado en el habanero reparto Cubanacán (llamarlo “reparto” sería como una falta de respeto a lugares como San Agustín o Alamar, pero bueno, así aparece en el mapa), el Palacio de las Convenciones es quizás el segundo complejo más bello de la zona, solo antecedido de manera bien merecida por la grandeza del Instituto Superior de Arte (ISA), que se encuentra a solo unos pasos de allí. Para muchos cubanos la sola mención del lugar provoca asociarlo con la Asamblea Nacional, los discursos de Fidel o más recientemente los de Raúl además de vincularlo con cuanto evento internacional de alto nivel y rigor se pierda en La Habana. Algunos como mi mamá, creen que allí hay que entrar prácticamente de traje y corbata, “hay que ir bien vestido, eso es high level”, me dijo en la mañana mientras me ayudaba a escoger la ropa para vestirme.

Pero mientras regresaba a casa y me decidía a si escribir o no un artículo sobre mi estancia, me preguntaba: ¿por qué los cubanos lo consideramos como de otro nivel?

Durante muchos años, ir al Palacio ha sido casi como un privilegio reservado para muy pocos cubanos. Por estar situado en un lugar sumamente alejado de los grandes centros de la vida de la ciudad (dígase El Vedado, Centro Habana o el Centro Histórico), es casi una locura contar con el transporte público para llegar al lugar. No porque hallan pocos medios sino porque las rutas P1 y P4, únicas de gran alcance que pasan por el centro de la ciudad, son de las más complejas e inexactas. Además, el viajecito aparte de ser largo es medio cansón.

Las calles de acceso al Palacio siempre están vacías y poco transitadas.
Las calles de acceso al Palacio siempre están vacías y poco transitadas.

Por la calle que conduce al complejo es muy difícil encontrar a muchas personas caminando como ocurre en otras zonas de la ciudad. Excluyendo a los muchachos del ISA o de ENA Circo (Escuela Nacional de Circo) que transitan con más frecuencia la zona, por allí solo circulan carros y las aceras están prácticamente por gusto. En los alrededores del lugar reina una absoluta y hasta inquieta paz. Quizás fue escogida su ubicación como una forma de poder facilitar que las ideas importantes se pudieran generar y  aprobar con “tranquilidad”.

Como el cubano todo lo asocia con la comida y su calidad. Digamos que el restaurante El Bucán es quizás el lugar del Palacio que quienes lo visitamos más recordamos y hasta más comentamos con quienes no recibieron “el privilegio”. Desde la primera vez que entré no he dejado de asociarlo a un comedor obrero, claro con etiqueta, clase y hasta cierto glamour. En el lugar terminas comiendo con decenas de personas a solo unos metros, escuchando cada uno de sus comentarios y expresiones y hasta enterándote de cualquier chisme. Algunos como yo en su momento, nos sentimos como peces fuera del agua o impactados por el nivel al que llega la gastronomía y el servicio en ese lugar, en muy pocos lugares sin tener que pagar en CUC te encuentras con que los camareros te pregunten amablemente: “¿qué desea tomar?”. Pero lo que la mayoría siempre recuerda del Bucán es el bistec. En una ocasión recuerdo que en un evento del SIME, una compañera de Guantánamo me dijo cuándo nos sirvieron: “venir de tan lejos para que le sirvan a uno un bistec de carne sagrada como Dios manda”.

Sacando cuentas, al final reflexiono y noto que sí, el Palacio de las Convenciones sí que es “highlevel”. Por sus características es perfecto para la celebración de eventos de magnitud internacional y alguno de cierto alcance nacional. No es solo un buen lugar solamente por su infraestructura y capacidad de albergar a cientos de personas fácilmente sino también por la calidad tecnológica, tengamos en cuenta que es de los pocos lugares en Cuba que con sus dimensiones tiene Wi-Fi a gran calidad y velocidad, que algunos de sus vecinos envidian y hasta desean que en algún momento se comparta con ellos tanto adelanto.

Aunque para la discusión de  asuntos nacionales, en especial para el trabajo y funciones de la Asamblea Nacional, sigo viendo al Palacio como el lugar inadecuado, pues lo veo como una burbuja. En un próximo artículo pienso acércame más al asunto de la Asamblea Nacional y sus sesiones y a la necesidad de recuperar una edificación que por su historia y trascendencia exige que le demos el lugar que merece como hogar de las necesarias discusiones por el bien de nuestra República y su gente.

Mientras tanto comparto con ustedes algunas fotos tomadas durante la visita al Palacio.DSCF2137

DSCF2134

DSCF2145

Anuncios

2 comentarios en “High Level

  1. muy bueno, mi hermano. creo que no has tenido una crónica tan buena como esta. desde ya esta entre mis preferidas, me reí con el comentario de la muchacha de guantánamo. “así se hace, vas muy bien”. Aparte si tu mamá dice que es High Level, pues debe ser por algo, jajajaja

Expresa tu opinión en un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s