Papas que me traen mal


Por: El Colimador

En estos días hay dos papas que me traen de cabeza. Nada tienen que ver con la decisión de Benedicto XVI de abandonar el Papado (valga la paparrebundancia), algo que no pasaba desde hacía más de 500 años y que ahora que pasó tampoco me afecta en nada. Las papas que me duelen son mucho más prosaicas:

La primera: El “Papa” Haití. Me ha hecho la vida literalmente un yogurt de bacalao metiéndole las libras a mis Capitalinos en el play off de la LSB… y yo que esperaba que los de La Habana le dieran escoba a Ciego.

La segunda (y más importante): La Solanum tuberosum,  (vulgar papa de de cocina), que en un cubano medio latinizado pudiera renombrarse como tuberculus fantasmus. Todos mis esfuerzos por empatarme con ella han sido tristemente inútiles. De nada han servido mis frecuentes visitas al puestecito del barrio (pues no puedo ir a la galaxia de los revendedores con sus precios muy. muy lejanos…), mis ganas de comer papas fritas siguen insatisfechas. Espero que cuando finalmente lleguen y pueda superar a los acaparadores, negociantes, socios, ecobios y viejos que dominan las colas, pueda tocarme algo. Porque, señores, dígase lo que se diga… la papa ayuda.

Tomado del Blog ElColimador.cubava

Anuncios

Un comentario en “Papas que me traen mal

Expresa tu opinión en un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s