Obama 2.0 (primera parte): Prólogo


obama20El próximo lunes 21 de enero, Barack Obama asumirá su segundo y último mandato como presidente de los Estados Unidos de Norteamérica. Aunque la Constitución y sus enmiendas establecen que la toma de posesión debe ocurrir el día 20 de enero antes del mediodía, en esta ocasión dado que el 20 será domingo y que Obama se entregará y se recibirá él mismo, se ha decidido que la “inauguración” sea el lunes 21.

Pero a lo contrario de enero de 2009, en esta ocasión la inauguración es lo que menos le preocupa a Barack.

A menos de una semana de posesionarse, el presidente estadounidense Barack Obama le hace los últimos ajustes a lo que será su gabinete durante su segundo periodo.

Uno de los principales cambios está en el área económica, en la cual Obama pierde a su última gran estrella, Timothy F. Geithner, desde cuando se posesionó en el 2009 y estaba asesorado por economistas de gran reputación como el antiguo secretario del Tesoro Lawrence H. Summers, la experta en depresiones económicas, Christina D. Romer y por el expresidente de la Reserva Federal Paul A. Volcker.

Jack Lew, el nominado por el presidente estadounidense para manejar la economía del país, tiene lo que necesita el mandatario en estos momentos, ya que es experto en mecanismos presupuestarios y negociaciones bipartidistas, ahora que se acercan las discusiones por el límite de la deuda y los recortes a los gastos en el Congreso de la primera potencia mundial.

jack-lew
Jack Lew, el nominado para ser secretario del Tesoro, junto a Timothy F. Geithner, quien ocupó el cargo durante cuatro años.

En la presentación de Lew la semana pasada, Obama destacó la experiencia del funcionario en negociaciones presupuestarias como la principal característica por la que decidió contar con él como nuevo secretario del Tesoro.

Lew comenzó como subsecretario de Estado en la actual administración para después pasar a ser director de la Oficina de Gestión y Presupuesto entre el 2010 y el 2012.

En el último año se desempeñó como jefe de gabinete e ingresó al círculo interno del presidente.

El nominado y casi seguro próximo secretario del Tesoro de Estados Unidos, debido a un Senado con mayoría demócrata, estudió Derecho y Economía en las prestigiosas Harvard y Georgetown, y comenzó su carrera a los 27 años, cuando durante la Administración de Ronald Reagan fue asesor del presidente de la Cámara de Representantes, el demócrata Thomas P. O’Neill.

Durante la presidencia de Bill Clinton y como director de la Oficina de Gestión y Presupuesto, llevó al país norteamericano a un superávit presupuestario sin precedentes.

A su experiencia como funcionario público, Lew suma sus años en el sector privado: fue directivo de Citigroup entre 2006 y 2009, justo cuando estalló la burbuja hipotecaria que desencadenó la actual crisis económica.

Esos tres años en Citigroup podrían convertirse en uno de los asuntos espinosos durante sus audiencias de confirmación. Citigroup es una de las entidades rescatadas con dinero público y, según la página web conservadora Breitbart, Lew dejó el banco con una prima de un millón de dólares.

El exsenador por el Estado de Massachusetts y ex candidato presidencial, John Kerry, quien perdió frente a George Bush en el 2004, defiende una política exterior basada en la diplomacia, las alianzas y las instituciones internacionales.

Chuck Hagel (a la izquierda), nominado a secretario de Defensa y John Kerry (a la izquieda), nominado a secretario de Estado.
Chuck Hagel (a la izquierda), nominado a secretario de Defensa y John Kerry (a la izquieda), nominado a secretario de Estado.

El exlegislador pertenece a la generación de la guerra del Vietnam, y por este motivo se opone a las intervenciones.

Chuck Hagel, el exsenador republicano es una voz disidente dentro de su partido que se opuso a la guerra de Irak y se puede convertir en el primer veterano de Vietnam y soldado de tropa que llega a secretario de Defensa. Hagel, de 66 años, fue senador por el Estado de Nebraska entre 1996 y 2009.

John Brennan ha servido como principal asesor antiterrorismo de Obama desde el 2008.

“Durante cuatro años, ha visto al presidente todos los días y ha estado a su lado para algunas de sus decisiones más difíciles, incluyendo la de lanzar la incursión contra (Osama) Bin Laden, por lo cual le tiene la máxima confianza”, dijo un funcionario de la Casa Blanca.

Pero, ¿qué podemos esperar del Obama 2.0?

Este artículo inaugura un ciclo  de tres artículos en el que me acercaré al análisis los retos de Obama para su segundo período presidencial, con énfasis en las deudas pendientes con el electorado estadounidense, aunque también habrá espacio para hablar de sus posiciones tanto en asuntos domésticos como en política internacional, en especial el asunto Cuba.

Hace algunos años escribí una pequeña crónica sobre su victoria en las elecciones en 2008, la cual recibió grandes elogios por varios profesores de la Facultad de Comunicación de la Universidad de La Habana. Siento que esta serie de artículos será un homenaje  a ella y quizás una continuación de la misma.

Anuncios

Expresa tu opinión en un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s