‘Periodismo independiente’ cubano: una criatura nacida en las entrañas de la Revolución


images (2)Por Vincenzo Basile

No debemos crear asalariados dóciles al pensamiento oficial ni becarios que vivan al amparo del presupuesto, ejerciendo una libertad entre comillas. Ya vendrán los revolucionarios que entonen el canto del hombre nuevo con la auténtica voz del pueblo [Ernesto Che Guevara]

Periodismo independiente. Se dirá que Yoani Sánchez es una asalariada del gobierno de los Estados Unidos. Se dirá que Radio y Televisión Martí es el emblema de la falta de ética, de la mentira, del artificio y de todo lo más bajo que pueda caracterizar a un periodista, cuya vida – en teoría – debería dedicarse al servicio de la información, de la verdad, de la noticia. Se dirá que la prensa internacional lleva adelante una gigantesca campaña de difamación y denigración de la Revolución cubana, presentando al mundo una realidad de la Isla completamente deformada.

Todo esto es cierto. No cabe ninguna duda al respeto. Los mercenarios existen. El terrorismo mediático desde Miami es un hecho irrefutable. La campaña de manipulación internacional es evidente hasta para los más incrédulos. El problema que se pone ahora es otro y no es el origen financiero de esta llamada prensa independiente y toda la resonancia internacional que inmerecidamente le otorgan. El dilema, más bien, es preguntarse transparentemente qué es lo que alimenta de verdad este peligroso fenómeno.

Para entendernos, les propongo un comentario que desde hace tiempo se me hizo frente a una cuestión crítica de la burocracia cubana. El comentarista, un no-identificado ciudadano cubano, escribió: “No me gustó para nada este cuentecito personal, porque pienso que “la ropa sucia se lava en casa” y no se divulga por internet, para no darles elementos a los enemigos”.

Este es un ejemplo emblemático de la absurda postura que domina entre algunos, por suerte no todos, intelectuales de la Isla. Una postura que tiende a esconder lo malo y enfatizar lo bueno, porque – como afirmó el citado comentarista – contar lo malo significaría ‘darles elementos a los enemigos’.

Lo que entonces queda evidente es el verdadero origen de ese periodismo independiente. La respuesta es tan clara como insensata. Es Cuba. Es la misma prensa cubana que nutre imprudentemente este esquema informativo independiente y la manipulación internacional que desde ahí empieza. No es tan difícil para entender. Ni siquiera se trata de un razonamiento subversivo o contrarrevolucionario. Es un hecho real, concreto, a la vista de todos, desde los críticos hasta los más vehementes revolucionarios, con la excepción de algunas personas que siguen asociando la crítica a la contrarrevolución y no quieren entender que la verdad es algo puramente revolucionario y sólo puede ayudar al fortalecimiento del socialismo cubano y a su definitiva victoria, mientras que la mentira, la disimulación, el disfraz, son la cuña de la pérdida de credibilidad. El triunfalismo cansa. Nadie se cree el cuento de un mundo perfecto.

Precisamente de esto se trata. Es así que la prensa cubana ‘les da elementos a los enemigos’. La prensa cubana no investiga, no critica, no cuestiona, no pregunta. En una sola palabra, es una prensa apática. La autocensura, el secretismo, el oficialismo y el optimismo a veces exagerado del sistema de prensa, la absurda costumbre de sumarse a los principios que la ropa sucia se lava en casa y que criticar es destruir, y un grupúsculo de funcionarios corruptos que quieren guardar obstinadamente sus privilegios y deciden qué es lo que debe y no debe ser noticia, representan los más grandes peligros a los que hoy en día la Revolución debe enfrentarse y, en el sentido de esta reflexión, son la verdadera linfa vital que sustenta ese llamado periodismo independiente.

Todo esto es tan obvio. ¿Quién pasaría su tiempo a leer todos los textos y mensajes de Yoani Sánchez, si Granma publicase un reportaje, investigativo y crítico, sobre cualquier asunto problemático de la Isla? ¿Quién daría crédito a los textos de Martinoticias, si la contrainformación de la prensa cubana fuese verdadera, fresca, completa y abierta? Esto también es tan obvio.

Por supuesto, los medios internacionales seguirían manipulando la cuestión cubana. Pero las personas (dentro y fuera de la Isla) tendrían una alternativa informativa válida y efectiva donde buscar las noticias que quieren.

El Presidente Raúl, en el acto de clausura de la Primera Conferencia Nacional del Partido, el pasado 29 de enero, dijo tan claramente: “Lo único que puede conducir a la derrota de la Revolución y el socialismo en Cuba, sería nuestra incapacidad de superar los errores cometidos durante más de 50 años, desde el primero de enero del 59, los nuevos y los del futuro”.

Muchos piensan que es la economía lo que actualmente amenaza a la Revolución. No creo que sea así. Las crisis económicas se superan. Cuba ha sobrevivido al derrumbe del campo socialista, al periodo especial, al total aislamiento internacional y sobrevivirá a esta crisis también. Lo que sí puede minar el proyecto revolucionario cubano, está en sus propias entrañas. Es la desinformación. Washington lo sabe muy bien. No gastaría millones de dólares cada año para financiar a estos periodistas independientes si no hubiese entendido perfectamente lo que una información bien construida puede originar en una masa desinformada que quiere saber, que anhela un conocimiento que evidente y sistemáticamente se le niega.

Mientras que la prensa cubana siga hablando de los logros de la Revolución, que nadie cuestiona, de asuntos internos pueriles o de los males del imperialismo y no responda a la demanda de noticias concretas que llega desde la ciudadanía, es evidente que Yoani Sánchez, Martinoticias y todo el cúmulo de informadores creados ad hoc representarán siempre más lo que se acerca al tipo de noticia crítica que se busca sobre una realidad cubana imperfecta. Y cuanto más suceda eso, aun más crecerá el escepticismo de la población cubana y bajará siempre más la credibilidad de los medios de la Isla. Es una ecuación matemática.

Anuncios

Expresa tu opinión en un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s